jueves, 9 de octubre de 2014

El Supremo de EE.UU. suspende temporalmente el matrimonio gay en Idaho






Un juez del Tribunal Supremo de EE.UU. emitió hoy una orden de suspensión que impide temporalmente la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo en Idaho, al día siguiente de que una corte federal derogase la prohibición vigente en ese estado.

En un breve comunicado, el magistrado del Supremo Anthony Kennedy dijo haber admitido a trámite la petición de suspensión presentada por el gobernador de Idaho, el republicano Butch Otter.
Esa petición fue entregada al juez sólo hora y media antes de que en Idaho se hubiesen podido empezar a celebrar enlaces homosexuales.
Otter solicitó la suspensión de esta medida por los riesgos potenciales de "caos, confusión, conflictos e incertidumbre" que, a su juicio, hubiesen supuesto para las administraciones locales empezar a celebrar bodas entre personas del mismo sexo.
La suspensión emitida por Kennedy afecta al dictamen del martes de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de San Francisco, con jurisdicción sobre Idaho (en el oeste de EE.UU.), que derogó la prohibición del matrimonio homosexual en ese estado.
En un primer momento, los medios estadounidenses y partidarios y detractores del matrimonio homosexual interpretaron que la suspensión también afectaba al estado de Nevada, ya que el dictamen que anuló la prohibición del matrimonio gay en Idaho también anuló la misma ley en Nevada.
Por ello, varias horas después, el juez Kennedy emitió otro comunicado aclarando que la suspensión sólo era válida para Idaho, por lo que en Nevada se empezaron a celebrar enlaces entre homosexuales este mismo miércoles.
Kennedy también estableció que los partidarios de la derogación de la ley contra el matrimonio homosexual en Idaho tienen hasta el jueves para presentar sus alegaciones.
La derogación de la ley de Idaho suponía el reconocimiento "de facto" de la legalidad del matrimonio homosexual en el estado, por lo que se había fijado la mañana del miércoles para empezar a celebrar enlaces entre personas del mismo sexo.
Según los medios locales, la suspensión temporal del dictamen tomó por sorpresa a varias parejas homosexuales de Idaho que esperaban ante los ayuntamientos del estado para casarse la misma mañana del miércoles.
La legalidad del matrimonio homosexual ha vuelto a agitar el sistema de Justicia estadounidense esta semana, después de que el Supremo declinase el lunes pronunciarse sobre la legalización de este tipo de enlaces a nivel nacional.
El Supremo rechazó también las apelaciones de cinco estados (Virginia, Oklahoma, Utah, Wisconsin e Indiana) que pretendían prohibir las bodas entre personas del mismo sexo.