jueves, 14 de agosto de 2014

Argentina: Declaraciones transfóbicas de Lanata respecto a identidad de género

El periodista insignia del Grupo Clarín debatió en radio las diferentes variantes de definición sexual que presenta Facebook Argentina. “Vos sos un trava, te dan documento de mina, pero no sos una mina”.




Desde que se conoció la noticia de que Facebook Argentina está en la vanguardia respecto de las opciones de género, hubo quienes buscaron quejarse de esta iniciativa usando argumentos sin contenido y demostrando una marcada ignorancia.
Uno de ellos fue Jorge Lanata quien, desde su programa en radio Mitre, leyó algunas de las 50 alternativas de definición de género y de orientación sexual para, claramente, reírse de ellas.
Así comenzó a enumerar las opciones, “andrógico, asexual, intersexual” y se detuvo en una de ellas, de la cual leyó “reemplaza el concepto de hermafroditismo. Tiene caracteres sexuales de ambos sexos pero con discordancia entre el sexo cromosómico, los genitales externos y los internos”.
Sin filtro el periodista definió esta situación como “un quilombo” y comparó esta variante de género con “una cruza”, en referencia a las razas de los perros, y dijo “sería como un bulldog frances”.
Posteriormente hizo hincapié en la opción “transgénero” de quienes explicaron: “Son personas que sienten que su género innato no corresponde con como se sienten”.
Demostrando una clara ignorancia se preguntó “por qué hay que poner el sexo en el documento” si “con quien te acostás es problema tuyo”.
Lanata tal vez olvidó que definirse por “femenino” o “masculino” nada tiene que ver con la orientación sexual sino mas bien con la identidad de género por la cual uno se siente identificado.
Sería bueno recordarle al periodista insignia de Clarín que la ley de Identidad Género de Argentina permite a toda persona transgenero y/o transexual la rectificación registral del género y el cambio de nombre de pila, cuando no coincidan con su identidad de género autopercibida de acuerdo a la viviencia interna e individual.
“Si yo digo que soy Napoleón y que soy emperador de Francia me tratas como tal” intentó comparar la situación descripta en el párrafo anterior y fue más allá cuando dijo: “Vos sos un trava, te dan documento de mina, pero no sos una minaFlor de la Vdice ‘soy mujer, soy madre’, en todo caso sos padre”.

TVE: Programa familiar con reparos, el espacio de TVE impedirá participar a parejas homosexuales y hogares monoparentales








Programa familiar, pero sin homosexuales ni padres solteros

La nueva gran apuesta de Televisión Española no ha pasado aún de la fase de preselección y ya está dando dolores de cabeza a la cadena. El concurso ¿Quién manda aquí? es un “formato familiar” que enfrentará a tres equipos formados por una pareja de adultos y un niño de entre 8 y 12 años. Las normas están claras: entre los adultos pueden concursar matrimonios, novios, exparejas, hermanos, primos... Todos son bienvenidos, siempre y cuando cumplan dos condiciones. La primera, compartir techo. La segunda, ser hombre y mujer. Las parejas homosexuales y las familias monoparentales, por tanto, quedan excluidas del programa, al igual que los familiares que no vivan en el mismo domicilio.
El show será producido por Gestmusic Endemol y emitido por TVE en el próximo otoño. No es la primera vez que la empresa catalana realiza programas para la televisión pública: formatos como Operación triunfo o, más recientemente, Mira quién baila o Uno de los nuestros han sido orquestados por esta firma. Tal y como explica la web de la cadena pública, en cada programa tres equipos deberán enfrentarse a una serie de pruebas para hacerse con el premio final: un viaje valorado en 3.000 euros.
Cada uno de los miembros de los grupos debe realizar una apuesta sobre en cuánto tiempo o con qué resultado puede su compañero realizar las diferentes tareas propuestas. Pero las limitaciones con respecto a los participantes que figuran en las bases del programa no dejan lugar a dudas: “Los adultos pueden ser el padre y la madre del menor u otras personas con el menor, siempre un hombre y una mujer, que convivan todos ellos y el menor juntos habitualmente”. Tampoco dejan lugar a dudas las declaraciones de Gerardo José Pérez Meliá, vicepresidente de la Fundación Triángulo: “Nos parece poco acertado, por no decir discriminatorio”.
El programa es una adaptación del formato turco My partner knows, que emite desde 2012 la cadena privada Kanal D, segunda en seguimiento en su país con cerca de un 9% del share. El concurso fue una de las revelaciones del año en la televisión turca y llegó a liderar el tramo de máxima audiencia. Dicha asociación de defensa de los derechos del colectivo LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) considera que, en el caso español, resulta “más grave aún que sea TVE, una cadena pública, quien lo emita, que se dedique dinero de los contribuyentes a perpetuar un modelo que no es el actual”. Desde la aprobación del matrimonio igualitario en 2005, más de 30.000 parejas homosexuales se han casado en España, y solo en 2013 lo hicieron 3.102 (un 2% del total de enlaces registrados en ese año). El año pasado, España sumaba 1.707.700 hogares formados por un padre o madre y sus hijos, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pérez insiste en que hay una “realidad que se ve todos los días en la calle” que no está representada en este formato televisivo.
Imagen de la edición turca del programa.
Con él coincide Isabel Martínez, presidenta de la Asociación de Familias por la Diversidad: “Es totalmente discriminatorio e ilógico. Me gustaría que me explicaran cuál es el motivo. Hay una ley que nos permite casarnos y que está sustentada por el Tribunal Constitucional [que rechazó en 2012 el recurso que había presentado el Partido Popular]. Me gustaría saber qué es lo que impide que una familia formada por dos hombres o dos mujeres, o uno de los padres y su hijo, sea reconocida en todos los ámbitos”.
Jordi Rosell, director de programas de Gestmusic Endemol, responde: “En ningún momento jugamos a la discriminación”. Rosell achaca las limitaciones de los concursantes a la naturaleza del formato... y de los concursantes. “Lo hacemos para que haya igualdad de oportunidades. Si hay una prueba de fuerza, por ejemplo, no es lo mismo que compita una mujer o un hombre. Si hay tres mujeres y un hombre, seguramente tenga más posibilidades de ganar el hombre”, explica. La web del programa enumera posibles retos, como “¿Apostarías que tu padre es capaz de comerse 20 guindillas en un minuto?” o “¿Cuánto tardará tu mujer en marcarse 15 canastas jugando al baloncesto?”.
El productor asegura que su empresa se ha limitado a seguir el formato comprado a Kanal D. En Turquía no está aprobado el matrimonio entre personas del mismo sexo y, aunque no existe legislación específica que prohíba la homosexualidad, sí está definida oficialmente como un acto “no natural”. “Estamos hablando sin conocer el formato”, insiste Rosell. “Este programa ha funcionado así en otros países”, apostilla.
Sin embargo, Gestmusic Endemol sí ha introducido cambios en otros aspectos de las normas de juego. En la versión original, no participan niños. En la adaptación española, en la parte dedicada a los menores no hay diferenciación de sexos: chicos y chicas competirán unos contra otros. Según el productor, para ellos han pensado retos “en los que ambos puedan competir y no sientan la responsabilidad de perder”.
TVE no ha respondido a las preguntas formuladas por este periódico.
Tanto la Fundación Triángulo como Familias por la Diversidad se lamentan del “retroceso” que supone el programa, y recuerdan que tampoco las familias monoparentales podrán participar en el concurso a no ser que lo hagan acompañadas por otro adulto, con el que, además, tienen que convivir. “Que una persona homosexual no tenga referentes públicos en los que se pueda reconocer puede ser dramático”, añade Isabel Martínez. Mientras, Rosell sostiene: “Esto es solo entretenimiento, no hay más”.

miércoles, 13 de agosto de 2014

La Iglesia expulsa a un profesor de religión después de casarse con otro hombre

El papa Francisco, el día de su nombramiento, en marzo de 2013. Archivo







El Obispado de Canarias asegura a Luis Alberto González que ya no es "idóneo" para seguir en su puesto en una escuela pública. "Hay un pacto vergonzoso entre la Iglesia y el Estado, que permite esta injerencia", denuncia la FELGTB

Mientras el Papa Francisco pregona que no hay que juzgar a los homosexuales por el mero hecho de serlo -"si buscan a Dios y tienen buena voluntad"-, el último catecismo de la Iglesia Católica defiende que la identidad sexual "no se elige, porque es un don de Dios", yreputados miembros de una institución que todavía rechaza aclarar si considera o no la homosexualidad como una enfermedad insisten en discriminar a los miembros de la comunidad LGTB (gays, lesbianas, transexuales y bisexuales).

El último afectado por la "homofobia" que las asociaciones defensoras de estos colectivos atribuyen a la Iglesia es Luis Alberto González, hasta ahora profesor de religión en un colegio público en Canarias, al que el Obispado de esta región ha explicado por carta que ya no lo considera "idóneo" para seguir en su cargo. Una misiva remitida al inicio de este mes, días después de que González enviase una carta al director de El País en la que celebraba los cambios que a su juicio ha experimentado la Iglesia Católica, que hasta la fecha lo había mantenido en su puesto a pesar de haberles notificado su matrimonio con otro hombre en 2012.
"Es una forma de discriminación y homofobia, están impidiendo que viva conforme a su realidad", denuncia a Público Boti García Rodrigo, presidenta de la Federación Estatal de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). "Si quiere vivir acorde con su realidad se topa con un muro de intransigencia en el ámbito laboral; es la intransigencia de una determinada confesión religiosa", asegura.
Este martes, la FELGTB ha remitido un comunicado en el que se hace eco de las palabras de González, denunciando el "injustificable poder de la jerarquía católica en la escuela pública para cesar a un profesor de religión por su orientación sexual". El enseñante ya había comunicado al Obispado su decisión de contraer matrimonio con otro hombre, pero durante dos años no recibió respuesta por parte de la institución.
Durante la tarde del martes este diario ha intentado contactar con el Obispado de Canarias y con la Conferencia Episcopal en repetidas ocasiones para que ofreciesen su versión de los hechos, pero nadie ha atendido estas llamadas.

"Injerencia de la Iglesia en la escuela pública"

Preguntada por si González puede recurrir esta decisión de la Iglesia ante la Consejería de Educación de Canarias, Rodrigo dice no tener respuesta, pero insiste en denunciar esta "injerencia de la Iglesia en la escuela pública".
La FELGTB ya ha puesto su área de Asuntos Religiosos a disposición del afectado, exigiendo un "Estado laico que le ponga freno al poder de una jerarquía católica ajena a la realidad de las y los creyentes de base".
"Hay un pacto vergonzoso entre la jerarquía de la Iglesia Católica y el Estado, que está consistiendo esta injerencia, que impide desarrollarse a una persona, que coarta a la libertad de un individuo", defiende la presidenta de la FELGTB. "Es un comportamiento hipócrita, una coacción gravísima. Como la Iglesia Católica no quiere la existencia del matrimonio igualitario, esta es su manera de coaccionar la libertad de un individuo", concluye.

viernes, 8 de agosto de 2014

Denuncian un ataque homófobo con cócteles molotov contra la casa del presidente LGTB de Almería








Alejandro Gala, presidente de la asociación Ola LGTB -Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales- de Almería, ha denunciado que el pasado miércoles sufrió un ataque con un cóctel molotov lanzado desde el exterior hacia su casa, cuando se encontraba en la terraza junto a su padre.
Por fortuna para ambos, el artefacto de fabricación casera chocó contra las ramas de unos árboles y no les alcanzó, sino que explotó en la calle y originó un incendio que el propio Gala sofocó con la manguera para regar el jardín, según refleja en la denuncia presentada ante la Policía Nacional. Los agentes de momento no han identificado a los agresores.
El atacado ha asegurado que no se ha tratado de un hecho aislado, y en el perfil de Facebook de la asociación se asegura que viene padeciendo ataques homófobos "desde hace años", desde que en su etapa de estudiante en el instituto diera a conocer su orientación sexual. A partir de ahí, según la asociación, ha sufrido en su propia casa desde lanzamientos de piedras o botellas que han llegado romper ventanas a pintadas con la palabra "maricón" en la fachada. Por todo, la propia asociación anima a su compañero y aplaude que haya decidido finalmente denunciar la situación de acoso que está sufriendo.
Desde 'Ola LGTB Almería' se reclama asimismo más apoyo por parte de las fuerzas de seguridad y compromiso de las mismas a proteger al colectivo LGTB. El propio Gala, además de presentar una denuncia por lo sucedido ante la Policía ha informado también de los hechos a la Guardia Civil.
Gala ha apelado a su responsabilidad como presidente del colectivo 'Ola LGTB Almería' para dar a conocer hechos de este tipo, "visibilizar esta problemática, condenarla para que no quede impune y animar a otros afectados por ataques homófobos a denunciar".
"Ahora este tipo de comportamientos, que han existido siempre y siguen existiendo porque sigue habiendo en la sociedad mucha intolerancia, son más visibles y empieza a haber más activismo, por lo que espero que sea un efecto llamada para que la gente que lo pasa mal pueda defenderse", ha afirmado.
La agresión homófoba ha sido condenada por el Partido Socialista y Juventudes Socialistas, que han animado a la sociedad almeriense a "tomar conciencia, ponerse de lado del colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales y luchar por la igualdad que merecen".
El coordinador provincial del área de Libertad de expresión afectivo sexual de Izquierda Unida en Almería, Juan Antonio López, también ha condenado el ataque y ha asegurado que la sociedad no puede consentir que este tipo de agresiones sigan teniendo espacio en las calles. "Son ya demasiadas en la provincia en lo que llevamos de verano y con esto se demuestra que la igualdad real está muy lejosaún de equipararse a la jurídica. Y a esto poco ayudan los silencios cómplices de muchos miembros del Partido Popular en la provincia con las actitudes homofóbicas y por parte de sus juventudes", dice.

Un imán «casa» a dos lesbianas iraníes


Captura del vídeo de la ceremonia en la que el imán casó el viernes a las dos mujeres iraníes








Toda una bomba en el conservador mundo de la religión musulmana. El imán franco-argelino Ludovic Mohamed Zahed ofició Corán en mano el viernes de la semana pasada la ceremonia en la que confirmaba el matrimonio entre dos mujeres iraníes (ver vídeo).
Se trata de Maryam Iranfar -que iba con un «jiyab» con la bandera del arcoiris sobre su cabeza- y Sahar Mosleh. Ocurrió en Estocolmo, capital de Suecia, en medio de la calle, con luces y taquígrafos. Y todo en nombre de Alá, como el oficiante mismo dijo en árabe al comienzo del acto mientras leía el libro sagrado.
«Es muy especial porque es la primera vez que dos lesbianas contraen matrimonio de forma pública ante un imán», dijo Zahed a los medios locales. Suecia acoge legalmente las bodas entre personas del mismo sexo desde 2009, pero nunca había sido escenario de un hecho similar, que concluyó con un cariñoso beso en la boca de las contrayentes en medio de los aplausos de los asistentes.

Mezquita para homosexuales

El religioso musulmán empezó a llamar la atención el año pasado al frente de una mezquita en París que se convirtió en la primera donde no solo hombres y mujeres rezan juntos, sino que aceptan abiertamente a los homosexuales.
Por eso aceptó la invitación con motivo de los actos de la semana del Orgullo en la capital sueca. «Creo que es una idea interesante y había que aprovechar la ocasión», declaró el religioso, basado ahora en Sudáfrica, a la radio Metropol, hermana de Radio Suecia. «Claro, por supuesto, vamos a hacerlo», dijo enfatizando la idea. Romper tópicos religiosos «es algo que no se ha hecho lo suficiente en las últimas décadas», añadió.