miércoles, 23 de abril de 2014

La "peligrosa desviación" de ser homosexual en Egipto

Archivo; Egipto: Condenan a cuatro hombres a prisión por ser homosexuales








El Gobierno militar sigue manteniendo una política de represión de la homosexualidad. Al no estar prohibida estrictamente, las autoridades recurren a dudosas interpretaciones de las leyes contra la prostitución

Lo que comienza como una fiesta privada en Egipto puede convertirse en un delito de"desviación e indecencia", como ocurre cada vez con más frecuencia en casos en los que homosexuales se han visto procesados por la justicia. 
Amer Fuad participó el pasado 4 de noviembre en una fiesta que se celebró en una villa a las afueras de la capital egipcia, con presencia de alcohol y bailarines, para celebrar la fecha que algunos consideran como el San Valentín egipcio. "Éramos unas 300 personas en la fiesta, cuando de repente entró un policía vestido de civil y arrestó a diez personas, entre ellas la dueña de la casa y la mayoría menores de edad", cuenta a Efe este joven homosexual, de 27 años.
Fuad asegura que la policía "insultó, golpeó y desnudó" a todos los detenidos en comisaría, hasta que los llevaron ante la Fiscalía General, que los acusó de "mantener relaciones sexuales con hombres dentro de la villa" y ordenó que se les hicieran análisis forenses.
"Al Estado egipcio le encanta ser el guardián de la moral social, le gusta controlar al pueblo y por eso intenta demostrar su presencia a la vez que crea un rechazo hacia los gais", denuncia el jurista de la Iniciativa Egipcia para Derechos Personales Adel Ramadan. Tras la destitución militar de Mohamed Mursi, en julio de 2013,han aumentado a un ritmo vertiginoso los arrestos y la persecución de los gais, no tanto de las lesbianas, cuya orientación sexual es menos reconocida por la sociedad, asegura el letrado.
No cuenta con datos concretos de ese aumento de redadas, pero dice que es algo que se ve reflejado en los casos que ha recibido últimamente desde diferentes provincias de Egipto, especialmente en las costeras y en El Cairo. Según Ramadan, la reacción de la policía, como las del fiscal o del juez, es "lógica", porque son miembros de una sociedad caracterizada "por el desconocimiento de la libertad sexual, lo que provoca un rechazo a todo lo que está fuera de su normalidad, a lo que consideran contrario a la naturaleza".
La homosexualidad es técnicamente legal en Egipto, puesto que no hay ninguna ley que la prohíba expresamente, aunque las normas sociales que definen las actuaciones "correctas" se convierten en ley suprema que establece los castigos a los "desviados" de la moral pública. Los tribunales egipcios utilizan otras leyes como las que regulan el "libertinaje" para procesar a las personas homosexuales por cargos como "desprecio de la religión", "inmoralidad sexual" o "prostitución masculina".
Tras varias sesiones judiciales, finalmente Fuad y siete amigos fueron sentenciados en diciembre a tres años de cárcel por violar la ley contra la prostitución. Mientras, el noveno, el organizador de la fiesta, fue condenado a diez años de prisión. La Policía testimonió que los jóvenes estaban "dándose besos y abrazos calientes para liberar energía homosexual", según se puede leer en los informes escritos por la comisaría, que asegura también que había un hombre que llevaba ropa y accesorios femeninos.
El abogado que defiende a Fuad asegura que los análisis del forense ni siquiera demostraron que los acusados hubieran mantenido relaciones con otros hombres. Considera también que se trata de un caso "más político que criminal", en el que las autoridades intentan "demostrar su presencia y enviar un mensaje de que la sociedad es todavía conservadora", aunque ya no gobiernen los Hermanos Musulmanes.
Fuad sigue esperando en libertad la resolución de su recurso, mientras aguarda nervioso un milagro y pide públicamente ayuda a organizaciones internacionales que permitan su vuelta a la normalidad y evitar su ingreso en prisión. Sus padres, cuenta, le han echado de casa y lo han desheredado.
Según el último informe del Centro de Investigación Pew Global, el 95% de los egipcios -sociedad conservadora, predominantemente musulmana- considera que la homosexualidad no debe ser aceptada, una cifra similar a la del resto de países árabes, como Jordania (95%), Túnez (93%) o el Líbano (80%).
Las severas condenas a otras cuatro personas el pasado 8 de abril -sentenciadas a penas de entre tres y ocho años de cárcel por mantener una "conducta desviada e inmoral"- han aumentado la inquietud de los gais en Egipto. Fueron descubiertos vestidos con ropa de mujer y maquillados durante una redada policial en un apartamento en el este de El Cairo, donde se celebraba una fiesta. Ramadan considera que esa sentencia "es un retroceso hacia un viejo escenario en Egipto de ataques contra los homosexuales, que se han convertido en un objetivo del Estado".
Muchos egipcios aún recuerdan la ofensiva de mayo de 2001, con el entonces presidente Hosni Mubarak, cuando la policía detuvo a 52 personas en el barco Queen Boat, frecuentado entonces por homosexuales, y 21 de ellas fueron condenadas a tres años de cárcel y trabajos forzados, desatando una tormenta mediática. Después de esa sentencia, el gobierno de Mubarak inició una persecución de los gais que duró varios años y, a día de hoy, advierte Ramadan, "hay una sentimiento de miedo a que se pueda repetir una campaña como esa".

La Línea pone en marcha un programa de atención al colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales

La concejala de Asuntos Sociales e igualdad, Aurora Camacho








La concejala de Asuntos Sociales e igualdad, Aurora Camacho, ha dado a conocer que la delegación de Igualdad pondrá en marcha una oficina de atención al colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

El programa de atención a este colectivo tiene como objetivo principal fomentar la igualdad de derechos, las libertades y el reconocimiento social, procurando que puedan vivir en igualdad de condiciones que los demás.

“Tradicionalmente este colectivo ha sido objeto de opresión e incomprensión y, aunque son muchos los avances conseguidos, la realidad nos demuestra que todavía queda mucho trabajo por realizar para lograr la igualdad real”, ha señalado la concejala. Desde esta oficina se prestará un servicio de información general, asesoramiento jurídico, servicio psicológico, de fomento de empleo, etc. En definitiva, se pretende atender la problemática global de este colectivo mediante la información y el asesoramiento de los derechos que les asisten, pero también promover y articular medidas que favorezcan la igualdad.

Aquellas personas que quieran acceder a estos servicios, deberán dirigirse a la concejalía de Igualdad, sita en la avenida Virgen de la Palma s/n, o llamar al 956 17 82 58.


Piden un año de inhabilitación para un director que no admitió al hijo de una pareja homosexual









Fiscalía pide para cada uno de los imputados un año de inhabilitación para el ejercicio de la enseñanza y de la administración o dirección de centros de enseñanza por un delito contra los derechos fundamentales y libertades

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado un año de inhabilitación para  el ejercicio de la enseñanza y de la administración o dirección de  centros de enseñanza para el director y la responsable de admisión  del colegio privado Yago School de Castilleja de la Cuesta (Sevilla)  por negarse a admitir al hijo de una pareja de gays.
En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press,  el Ministerio Público pide para cada uno de los imputados un año de  inhabilitación para el ejercicio de la enseñanza y de la  administración o dirección de centros de enseñanza por un delito  contra los derechos fundamentales y libertades públicas del artículo  512 del Código Penal.
El fiscal relata que, como quiera que el menor comenzaba su  escolarización en el curso 2012/2013, los padres del mismo se  pusieron en contacto por medio de un email en septiembre de 2011 con  el colegio, “haciendo constar expresamente su condición de familia  homoparental”, a fin de “manifestarles su interés de que su hijo  estudiara en dicho colegio y pidiendo información sobre diversos  extremos de interés como precio, comedor o rutas”.
La acusada M.R.R., en su calidad de directora de admisiones del  colegio, respondió a dicha solicitud también vía correo electrónico  “manifestándoles que no podía reservarles plaza en el colegio, que  tenían pocas plazas y que se pusieran de nuevo en contacto con el  colegio en septiembre de 2012″, según el escrito de acusación del  fiscal, consultado por Europa Press.
Como quiera que la búsqueda de colegio para el curso 2012/2013 no  podía demorarse hasta septiembre de 2012, mes en que comienzan las  clases, el día 8 de febrero de 2012 los padres del menor se pusieron  en contacto vía correo electrónico con el colegio “solicitando cita  para visitar” el centro “con vistas a una posible escolarización del  menor en el mismo”.
LA ACUSACION PARTICULAR PIDE TRES AÑOS DE INHABILITACION
Tras ello, la acusada les contestó “inmediatamente” por la misma  vía “manifestándoles que el curso infantil estaba completo”, no  obstante lo cual “la realidad es que en febrero de 2012, de las 41  plazas autorizadas para educación infantil de tres años por la  Consejería de Educación, al menos tres estaban libres”.
De este modo, y según el fiscal, “había matriculados 22 alumnos  admitidos con preferencia por tener hermanos ya matriculados y 17  alumnos admitidos hasta esa fecha sin tener esa preferencia”, pese a  todo lo cual los acusados, M.R.R. y R.J.R.R., “decidieron no admitir”  al menor “dada la condición de familia homoparental” de sus padres.
Hay que recordar que la acusación particular pidió para cada uno  de los imputados tres años de inhabilitación y que el colegio pague  una multa de 30.000 euros como responsable de los hechos realizados  por sus trabajadores.
El Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla procesó a los dos  acusados al considerar que existen “motivos suficientes” para  atribuirles un delito contra los derechos fundamentales y las  libertades públicas garantizadas en la Constitución española.

Málaga: Condenan a 13 años a tres hermanos por dar una paliza a una pareja homosexual










Las malas relaciones entre uno de los agredidos y uno de los familiares por el uso de una vivienda desencadenaron los hechos 

Tres hermanos deberán afrontar una pena de 13 años de prisión después de la paliza que propinaron a una pareja homosexual. Así lo recoge una sentencia dictada por la Sección Novena de la Audiencia Provincial, en la que se especifica que, debido a la agresión, las víctimas presentaban heridas en la cara, con pérdida de masa ósea y de piezas dentales, además de roturas de huesos; lesiones que llegaron a provocar secuelas de trastorno neurológico en una de ellas.
En concreto, los hechos sucedieron en una calle de la urbanización Sun Beach de Estepona en 2008. Entonces la pareja se encontró con uno de los agresores, comenzando una discusión entre ellos. Siempre según la sentencia, durante el enfrentamiento el condenado dirigió hacia ellos «expresiones poco afortunadas, despreciativas y lamentables» relacionadas con su orientación sexual, tales como: «No voy a parar hasta que os mate, maricones».
Pese a ello, el tribunal de la Sección Novena deja claro en el documento que el desencadenante de la agresión no se da por una razón de orientación sexual. En este sentido, aclara que la discusión se produce por las malas relaciones entre uno de los hermanos y uno de los dos agredidos, en relación al uso de una vivienda.
La sentencia reconoce que, después de este primer enfrentamiento, uno de los condenados ocasionó un traumatismo leve a uno de los otros hombres. Según el documento, tras ello, la pareja se dirigió a un hospital para que atendiesen a la víctima, encontrándose a su salida del centro sanitario con el anterior agresor y dos de sus hermanos.
Urgencias del hospital
Así, se establece como probado que la pareja se encontraba en el interior de un vehículo, hasta el que se acercaron los tres hermanos, abrieron las puertas y comenzaron a agredirles. Al parecer, uno de ellos logró escabullirse y darse a la fuga hacia la puerta de Urgencias del hospital para protegerse.
Aun así, el escrito de la Audiencia Provincial afirma que los tres hermanos le persiguieron y le golpearon. Al respecto, apunta que, ante el tumulto producido, ya que hasta allí acudieron diversas personas, los agresores huyeron del lugar utilizando un vehículo.
Pese a que la Fiscalía y la acusación particular solicitaron cinco y seis años de prisión, respectivamente, para cada uno de los acusados, el tribunal finalmente ha establecido la pena de cuatro años y seis meses de cárcel para cada acusado como autores de un delito y una falta de lesiones, con la concurrencia en ambos de la agravante de alevosía. Asimismo, a uno de los hermanos se le impone también una pena de 450 euros de multa por otra falta de lesiones.
El juez establece la medida de no comunicarse ni acercarse a menos de 100 metros de los perjudicados, por un periodo de casi diez años. Además, deberán indemnizar a las víctimas con 14.027 euros, más los intereses.

Aderonke de Nigeria lesbiana y sentenciada a muerte



149.181 personas apoyan esta campaña. Ayúdanos a llegar a 200.000 firmas.
Aderonke de Nigeria fue arrestada, torturada y sentenciada a muerte por ser lesbiana. Su familia fue asesinada. Para salvarse, tuvo que huir al Reino Unido.

Ahora quieren enviarla de vuelta al infierno. Aderonke, como muchos otros solicitantes de asilo LGBT, deberá pasar por un proceso humillante y abusador, que no funciona y que no protege a nadie. El gobierno del Reino Unido ha admitido esta realidad.

Pero si miles de nosotros nos movilizamos, podremos hacer que el Ministerio del Interior de un paso más para terminar con las deportaciones. Firma ahora la petición dirigida a la ministra del interior, Theresa May.

Para firmar pincha en este enlace: https://www.allout.org/es/actions/aderonke-taf