lunes, 16 de junio de 2014

Los transexuales andaluces podrán operarse la voz en la sanidad pública


La sanidad pública operará la voz a los transexuales que lo deseen. / SUR








Los grupos parlamentarios aprueban por unanimidad el dictamen de la ley, que irá al próximo pleno

El proyecto de ley de transexualidad de Andalucía ultima sus trámites. El dictamen de la comisión quedó aprobado por unanimidad esta semana y se espera que vaya al pleno del próximo día 25, con importantes novedades. Entre ellas destaca que la Sanidad Pública operará la voz a los transexuales que lo deseen, para completar así su identidad.

La petición fue formulada a última hora por el dirigente Quim Pérez, para sorpresa de los ponentes de los grupos parlamentarios, que han sido las diputadas Soledad Pérez (PSOE), Esperanza Oña (PP) y Alba Doblas (IU). Hasta ese momento se había planteado que la Seguridad Social se hiciera cargo de todos los procesos médicos del cambio de sexo, pero la cuestión de la voz no se había suscitado.

Tras consultar con especialistas se supo que existe una técnica desarrollada en hospitales de Madrid y Valencia, para una intervención en las cuerdas vocales que mejora este rasgo de identidad que algunos transexuales no consiguen modificar con el tratamiento endocrino. Por ello, la comisión parlamentaria de Igualdad, Salud y Políticas Sociales planteó al Gobierno andaluz la cuestión y éste ha aceptado incorporar a la cartera de servicios de la sanidad pública andaluza esta intervención quirúrgica. Para ello se formará a los profesionales en el conocimiento de la técnica, que en Andalucía no está implantada.
Según Soledad Pérez, ha sido una negociación bastante rápida y no choca con la austeridad impuesta a la cartera de servicios, puesto que no lo necesitan muchos transexuales, ya que la mayoría modifica su voz con el tratamiento hormonal, ni se trata de una cuestión estética, sino que reviste gran importancia para el colectivo como una cuestión de identidad.

El proyecto de ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, que es el título completo de la ley, ha salido de la comisión con novedades y matices sobre el texto ya conocido y, como destacó Soledad Pérez, con el acuerdo unánime de todos los grupos parlamentarios.

La que será la primera ley que regule el derecho a la autodeterminación de género y a la identidad, sin pasar por pruebas de tipo psicofísico que se exigen en otras comunidades. Beneficiará a todas las personas residentes en Andalucía y se desarrolla en virtud de las competencias transferidas.

Numerosas consultas

La ley, que también ha sido consultada con numerosas organizaciones sociales, se ocupa de los ámbitos educativo, sanitario y social. En el primero de ellos, las enmiendas introducidas refuerzan las garantías para la no discriminación de los transexuales y protocolos para detectar y evitar medidas de acoso y hostigamiento de los menores en los centros escolares públicos y privados. Los padres de éstos serán asesorados sobre los derechos que les asisten y los profesores recibirán también asesoramiento para saber cómo trabajar estas situaciones.

Asimismo, se faculta a la consejería con competencias en materia de menores, la de Igualdad actualmente, para que vele por los derechos de los menores y adolescentes con problemas de identidad de género en todos los ámbitos.

Asimismo, se requerirá del Instituto Andaluz de la Juventud la proactividad para desterrar conductas discriminatorias hacia los transexuales.

En materia sanitaria, se incorpora un proceso asistencial, para que todos los profesionales sepan cómo actuar en los casos de transexualidad que se le presenten, con garantía de calidad, y se acercará el servicio para que se normalice el acceso de las personas transexuales al sistema sanitario con calidad y seguridad.

Se establece también que cada dos años se presentará un informe al Parlamento sobre el cumplimiento de esta ley, para su evaluación y seguimiento y para adaptarla a las nuevas situaciones que se puedan producir. Asimismo, se establecerá un procedimiento para que todas las personas transexuales tengan su documentación normalizada con su nueva identidad.