lunes, 16 de junio de 2014

ERC pide al Gobierno vetar que Uganda presida la Asamblea de la ONU mientras mantenga la ley contra la homosexualidad









Esquerra Republicana (ERC) ha registrado una proposición no de ley en el Congreso la que insta al Gobierno de Mariano Rajoy a "cuestionar" que el ministro de Asuntos Exteriores de Uganda, Sam Kutesa, presida la Asamblea General de la ONU mientras su país mantenga la ley contra la homosexualidad. De lo contrario, aboga por que se elija otro representante para este puesto.

Los independentistas catalanes han registrado esta iniciativa tras conocerse que el jefe de la diplomacia ugandesa ha sido elegido presidente de la Asamblea General de ONU, cargo que ostentaría durante un año a partir de septiembre, pese a que su país ha firmado recientemente la entrada en vigor de la ley contra la homosexualidad.


CONTRA LOS DERECHOS HUMANOS


ERC considera sorprendente que la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas vaya a ser presidida por el ministro de un Gobierno que "cuestiona" los valores que defiende la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Y es que la citada norma no sólo condena a las personas por su orientación sexual, sino que establece como delito la no denuncia por parte de familiares y allegados. Además, contempla una pena de hasta 14 años por mantener una sola relación homosexual e incluso la cadena perpetua para la personas que mantienen una relación homosexual estable.

Según Amnistía Internacional, esta ley "institucionalizará el odio y la discriminación contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales en Uganda", términos similares a los utilizados por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay para referirse a la misma, según destaca ERC en su texto.


COMPROMISO DEL CONGRESO


Los republicanos catalanes recuerdan que en el pasado Debate sobre el estado de la Nación se aprobó, a instancias de su partido, una resolución en la que el Congreso condenaba la persecución y criminalización de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales, así como las leyes homófobas que las institucionalizan, en cualquier lugar del mundo.

Esa propuesta instaba, además, al Gobierno a mantener el compromiso de defensa en la ONU y otros foros internacionales de la aplicación efectiva de las normas de Derechos Humanos, en especial del artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que establece que "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, promoviendo la protección en todos los ámbitos de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales".

Basándose en ese compromiso, ERC insta ahora al Ejecutivo a adoptar las acciones diplomáticas "oportunas" para "cuestionar" la elección del ministro de Exteriores ugandés como presidente de la Asamblea General de la ONU mientras su país mantenga en vigor la ley contra la homosexualidad, y a solicitar la elección de un nuevo nombre para ese puesto si hace caso omiso a esa demanda.