jueves, 22 de mayo de 2014

Colectivos LGTB acusan a Colega de “lavarle la cara” al obispo de Málaga







Francisco Artacho, periodista, sobre la reunión del obispo católico de Málaga con homosexuales: “No es la primera vez que, cuando un obispo andaluz ha tenido problemas, Colega se ha prestado a hacerse la foto”

2/05/14. OPINIÓN. El periodista de andalucesdiario.es Francisco Artacho se refiere a la asociación de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) ‘Colega’, afín al Partido Popular. Este colectivo, que recibe subvenciones del Ayuntamiento de Málaga (a pesar de que aún no ha justificado el gasto de hasta 200.000 euros en ayudas), se prestó la semana pasada a hacerse una fotografía con Jesús Catalá, obispo católico de Málaga.
ASÍ, el prelado ha intentado lavar su imagen de homófobo, después de una serie de afirmaciones en las que Catalá comparó la homosexualidad con el bestialismo. El artículo de Artacho lo ofrece íntegro EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.
PUEDE leer la pieza en su fuente original AQUÍ.

Acusan al colectivo Colega de "lavarle la cara" al obispo de Málaga. La asociación no acudió a una citación parlamentaria sobre la futura ley de transexualidad andaluza para reunirse con el obispo

EL pasado viernes, 16 de mayo, buena parte de los colectivos y asociaciones que conforman el movimiento de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) en Andalucía pasaron por la comisión de Igualdad, Salud Pública y Políticas Sociales del Parlamento andaluz (AQUÍ) para hacer sus aportaciones a la futura ley integral de transexualidad. Entre las más de doce comparecencias previstas se encontraba la del colectivo Colega, a propuesta del PP, que finalmente no acudió. Esperanza Oña, portavoz del PP en la comisión, aseguró desconocer los motivos de la ausencia. Ese mismo día dos dirigentes de este colectivo, investigado por un juzgado de Sevilla por un posible delito de malversación, se encontraban en Málaga manteniendo una reunión con el obispo, Jesús Catalá, que en los últimos meses ha atacado al colectivo LGTB, llegando a comparar el matrimonio homosexual con el de un perro y una persona. Además, una niña transexual tuvo que abandonar el colegio San Patricio, que depende del Obispado malagueño, ya que no se le permitía acudir a clase con falda. Los padres presentaron una denuncia contra el obispo, una vez que éste se negó a disculparse en un acto de conciliación.

“COLEGA se reúne con el obispo de Málaga que expresa su total desacuerdo con la penalización de la homosexualidad en el mundo”, es el titular con el que el colectivo ha subido la noticia de la reunión en su web (AQUÍ), en la que se recoge que “tras unas semanas de diálogo y conversaciones, se ha propiciado este primer acercamiento y reunión, con el que se han expuesto los posicionamientos respectivos, y las versiones de las reiteradas polémicas surgidas en los medios de comunicación sobre declaraciones del obispo acerca de los homosexuales y las uniones homosexuales”. No es la primera vez que, cuando un obispo andaluz ha tenido problemas, Colega se ha prestado a hacerse la foto. A mediados de los 90, diferentes organizaciones iniciaron una campaña de apostasía y el entonces responsable de Colega, Rafael Salazar, celebró una reunión con foto similar con el entonces obispo de Sevilla, Carlos Amigo.

“LA campaña de apostasía que había partido por Ehgam en Bilbao,fue reproducida por el resto de colectivos. Cuando llega a Sevilla, a través del Ligan (Liberación gay de Andalucía), comenzó con una pegada de carteles que creó cierta conmoción y polémica en la prensa conservadora de la ciudad. Un día después apareció en la prensa local una foto de Salazar recibido en el Palacio Arzobispal por el obispo. La foto es muy similar a la de ahora y recuerda a la misma estrategia: contrarrestar las campaña de los movimientos gays reivindicativos”, aseguró a andalucesdiario.es un antiguo miembro de la Coflhee (Coordinadora de frentes de liberación homosexual del estado español), que recuerda que “hasta ese momento Colega no tenía ninguna línea de actuación con respecto a la Iglesia católica, por lo que el recibimiento obedecía a una necesidad de lavado de imagen mediático”.

DESDE la asociación LGTB Arco Iris de Málaga han recibido la noticia de la reunión con sorpresa. “El obispo lleva metiendo la pata desde octubre. Desde nuestro colectivo, Arco Iris, se le viene pidiendo una reunión desde el pasado verano. Por tres veces se le ha pedido un encuentro y siempre han dicho que no”, explicó Gonzalo Serano, presidente de esta asociación y exmiembro de Colega. Para Serrano “sorprende que el obispo mantenga una reunión con gente de fuera, que han venido a lavarle la cara”. Además, “el obispo ha dicho lo que dicen todos los homófobos, que no lo son. Pero no ha pedido perdón”.
LOS dos miembros de Colega que se reunieron con el obispo son Francisco Ramírez, histórico de Colega y antiguo jefe de prensa que ahora ocupa la presidencia nacional, y Antonio Ferre, también vinculado históricamente a este colectivo. En la nota sobre la reunión se presenta a Ferre como presidente de Andalucía Diversa LGBT. De esta forma, en menos de dos años Colega vuelve a cambiar de nombre y así de NIF (AQUÍ). Es la forma habitual de este colectivo, que en los dos últimos años ha operado como Colegandalus, para esquivar las peticiones de justificación de subvenciones y poder así seguir pidiendo ayudas a las administraciones.

PARA Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), “sentarse en la misma mesa que una persona intolerante y prepotente, que ha descalificado a todo el colectivo, y ha desafiado a la Consejería de Educación con el trato a una niña trans, por el que no han pedido perdón, es inconcebible”. Pero la presidenta de ATA recuerda que Colega “solo se representan a ellos mismos, que en Andalucía son los mismos que aparecen en la foto. Son una franquicia LGTB, sin base social real. A ellos les interesa aplaudir al amo cuya mano le da de comer”. La presidenta de ATA también recordó que “habiendo sido citados el viernes y no presentarse para hacer su aportaciones a la ley integral de transexualidad, pone ya de manifiesto lo que les importa a ellos el colectivo”.

FERRE aseguró a Andalucesdiario.es que su colectivo mantiene la denuncia penal al obispo de Málaga. Sobre la investigación judicial y la reclamación de devolución de dinero por parte del Ayuntamiento de Sevilla, ambas por la misma subvención sin justificar, Ferre aseguró que ese tema “lo llevan los abogados”. Sobre su no comparecencia en la comisión parlamentaria Ferre aseguró que fue comunicada al PP y que ese día Colega tenía “actividades”.

PUEDE ver aquí otras noticias relacionadas con esta publicación: