viernes, 11 de abril de 2014

Malaga: El obispo alerta ante adolescentes de los riesgos del matrimonio y de la adopción homosexual

Jesús Catalá




Nueva polémica protagonizada por el obispo de Málaga. Jesús Catalá alertó ayer ante medio millar de adolescentes de siete colegios religiosos concertados de la zona este de la capital sobre los riesgos del matrimonio homosexual y sobre la adopción por parte de gays y lesbianas. Unas palabras que provocaron sorpresa, perplejidad y, en algunos casos, indignación entre los asistentes, según varias fuentes consultadas por este periódico y presentes en el evento, y que levantaron una gran polvareda en redes sociales como Twitter. Otras fuentes intentaron matizar las declaraciones alegando que se habían descontexualizado, aunque reconocieron que ciertos ejemplos utilizados para argumentar su posicionamiento fueron exagerados.
A preguntas de los alumnos de entre 15 y 18 años de los colegios San Estanislao de Kostka, La Asunción, La Presentación, Las Teresianas, Madre Asunción, las Esclavas y SAFA-ICET, Catalá sostuvo que la adopción de un niño por parte de una pareja homosexual no es lo mejor para el desarrollo psicológico del menor y añadió que a alguien que él quisiera no le desearía esa situación de ser adoptado por parejas del mismo sexo.
Según las fuentes consultadas, entre ellas algunos profesores y adultos asistentes, el obispo malagueño comparó el matrimonio homosexual con el de una mujer anciana con un niño de pocos días.
«Poco pedagógico»
Las fuentes consultadas por SUR añadieron que Catalá fue «poco pedagógico» y que con algunas de sus manifestaciones echó por tierra gran parte del trabajo que los profesores desarrollan en sus clases. Fue controvertido cuando defendió que el sacramento de la confirmación debe hacerse al mismo tiempo que el bautismo. Al ser cuestionado por un alumno, que le comentó que en el colegio defendían una postura distinta, el prelado llegó a decir que en el colegio se lo habían explicado mal.
A este respecto, llama la atención que las declaraciones del prelado tuvieran lugar en el San Estanislao de Kostka, un colegio jesuita, la orden a la que pertenece el Papa Francisco, cuyos postulados sociales parece no compartir el obispo de Málaga. Ante las contestaciones de Catalá, un profesor consultado llegó a decir: «El Papa Francisco no habría respondido así».
La indignación era el sentimiento generalizado en la mayoría de los alumnos y adultos asistentes. Algunos de estos con los que habló este periódico -cuyos nombres se preservan en unos casos por ser menores de edad y en otros porque pidieron el anonimato-, coincidieron en manifestar que habían salido del encuentro (organizado por el arciprestazgo dentro de la visita pastoral del prelado a la zona este de la capital) «más confusos» de como habían entrado y que les habían chocado las palabras de Catalá. Además catalogaron de «prepotente» la actitud que en determinados momentos adoptó el prelado cuando se dirigió a los estudiantes.
Este caso fue desvelado en Twitter por Francisco Cristófol, un antiguo profesor del colegio, y ahora en Maristas. Una polémica que se une a otras que en los últimos meses ha protagonizado la Iglesia malagueña como llamar al orden a un hermano mayor -finalmente dimitió- por estar divorciado, hacer rectificar al pregonero de la juventud, o las declaraciones del cardenal Fernando Sebastián cuando afirmó que «la homosexualidad es una deficiente sexualidad que se puede normalizar con tratamiento», lo que motivó que tras un artículo de opinión publicado en este periódico por Teodoro León Gross se celebrara incluso una misa en desagravio.
Ante la polémica desatada, el Obispado guardó silencio y cuando SUR pidió una valoración, la respuesta que dieron es que no se pronunciarían.
Quien sí se pronunció fue Colegas-Málaga para condenar «duramente» las palabras de monseñor Catalá y anunciar que denunciarán ante la Fiscalía sus afirmaciones al igual que hicieron con las recientes manifestaciones de Fernando Sebastián -diligencias que fueron archivadas-. «Desde Colegas-Málaga consideramos inadmisibles tales declaraciones denigratorias contra el matrimonio igualitario», dijo el presidente en la provincia de este colectivo de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, Antonio Ferre.