miércoles, 5 de febrero de 2014

Francia renuncia a la reproducción asistida para lesbianas









La ministra socialista, que había sido la promotora del texto, justificó la nueva posición del Ejecutivo tras las manifestaciones en su contra


La ministra francesa de la Familia, Dominique Bertinotti, justificó la retirada de su proyecto de ley que pretendía, entre otras cosas, legalizar la reproducción asistida para las parejas de lesbianas, porque la oposición que había suscitado había dado lugar a un debate "irracional".

"Hay que tener la prudencia de decir que hay que hacerla en otro momento", señaló en una entrevista a la cadena de televisión "BFM TV" Bertinotti, quien precisó que la decisión de renunciar a esa propuesta legislativa fue del presidente de la República, François Hollande, y del primer ministro, Jean-Marc Ayrault.

La ministra socialista, que había sido la promotora del texto, justificó la nueva posición del Ejecutivo tras las manifestaciones en su contra del domingo porque "había que poner fin a lo que se había convertido en irracional", ya que los opositores denunciaban elementos que en realidad no estaban en el proyecto de ley y no se querían legalizar, como los vientres de alquiler.

"Había que decir stop para poner los verdaderos elementos racionales en esta ley sobre la familia", insistió.La titular del departamento de Familia, que descartó su dimisión porque no ha sido cuestionada ni por Hollande ni por Ayrault, reconoció que "la política es tener en cuenta el momento y el instante".

Y aunque admitió que la nueva regulación de la reproducción asistida "no se hará inmediatamente" y que no sabe si se podrá volver a presentar durante el actual mandato presidencial -que finaliza en 2017-, consideró que en el futuro "habrá que abordar esta cuestión" y que ella es "favorable".

"Soy consciente de que no ha llegado el tiempo de la procreación asistida" y "no quiero reabrir el debate", explicó.Precisó que el Ejecutivo deja este tema "en manos del Consejo Nacional de Ética, que puede poner serenidad", y dijo confiar en que "aportará respuestas detalladas".

Por su parte, la ministra de Sanidad, Marisol Touraine, no cerró hoy la puerta a que los diputados socialistas introduzcan propuestas sobre algunos elementos de la ley retirada por el Gobierno, ya que el grupo socialista "tiene un margen de autonomía completo".

No obstante, en una entrevista a la emisora "RFI", reiteró que el Ejecutivo no quiere que reaparezcan los debates sobre la reproducción asistida y los vientres de alquiler.

Algunos diputados socialistas, enfadados con el abandono el lunes de ese proyecto, han avanzado que tienen intención de someter a la Asamblea sus propios textos.