jueves, 17 de octubre de 2013

El colectivo LGTB estadounidense se apunta al Plan de Salud de Obama










Según este nuevo programa de salud, los estadounidenses LGTB tendrán más información y acceso a unos servicios médicos que hasta el momento discriminaban por orientación sexual en la mayoría de los casos.


17/10/2013 - Carla Gómez "Soy diabético y quiero asegurarme la cobertura médica" afirma Jeff Jones, un estadounidense homosexual residente en Kentucky, que como tantos otros ciudadanos LGTB, no tenía acceso a un seguro médico y ahora ha decidido registrarse en el plan ObamaCare, el proyecto de salud promovido por el gobierno de Obama para incentivar el acceso de los estadounidenses a los servicios médicos. Jeff Jones, de 47 años vive en un estado donde el matrimonio igualitario no está legalizado, por lo que nunca ha podido beneficiarse de la póliza de su pareja, que por cuestiones laborales sí ha tenido siempre cobertura en materia de salud.

Con motivo del Día Nacional para Salir del Armario, celebrado recientemente, la campaña Be Out, Be Healthy, Get Covered abrió un sitio web para facilitar información sobre seguros médicos a la comunidad LGTB, una comunidad que tiene menos experiencia en el ámbito de los seguros respecto al resto de la población. De hecho, una encuesta realizada por el Center for American Progress ha revelado que aproximadamente un tercio de los LGTB encuestados no tenía seguro, proporción que supone un 16,3% respecto al total de la población estadounidense.

Kellan Baker, responsable del programa ObamaCare, realizó estudios con grupos de la comunidad LGTB y escuchó grandes preocupaciones sobre el actual sistema de cuidado médico. La comunidad está luchando contra algunos retos particulares en cuestión de seguros médicos, que pueden ser mucho más letales si la falta de seguro médico provoca que no se hagan revisiones médicas regularmente. Algunos estudios muestran que es menos probable que las lesbianas acudan a revisiones de rutina que otras mujeres. En estas revisiones, se podría detectar el cáncer cervical y el cáncer de mama y respecto a esta enfermedad, se debe tener en cuenta la importancia del diagnóstico precoz como garantía de curación. Los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres representaron el 63% de las infecciones por VIH registradas en 2010, de acuerdo con el CDC, la agencia del gobierno para el control y prevención de enfermedades. Las revisiones regulares para detectar el VIH podrían ayudar a detener la propagación del virus.

Ante este reto, la administración de Obama convocó una reunión con los principales activistas LGTB del país. Esta reunión, a la que acudieron casi 200 personas de todo el país, tuvo como objetivo "ofrecer a los líderes de la comunidad las herramientas, la información y los recursos necesarios para involucrarse y ayudar a las comunidades locales LGTB a tener acceso a un seguro médico" según palabras de la secretaria de Servicios Humanos y de Salud, Kathleen Sebelius, que también consideró que el programa ObamaCare "no se trata de política, se trata de dignidad"

La organización Out2Enroll trabajó junto con la administración para asegurarse de que la ley Obamacare fuera completamente inclusiva para la comunidad LGTB. Las compañías de seguro antes no estaban obligadas a ofrecer cobertura a las parejas domésticas, sin un contrato que los uniera. Ahora en el mercado de seguros se ofrecen pólizas inclusivas y con claros beneficios para las "parejas domésticas". La ley también impide ahora que las compañías de seguros rechacen a alguien por su orientación sexual o por su identidad de género. La investigación de Out2Enroll expuso casos en los que las compañías rechazaban a los solicitantes porque no querían cubrir a personas homosexuales o transexuales. La nueva norma, Affordable Care Act, supone que las personas que requieren de un tratamiento prolongado podrán acceder al seguro médico. Los nuevos programas de prevención podrían ayudar a la comunidad LGTB ya que algunos estudios muestran que, por ejemplo, las mujeres lesbianas y bisexuales presentan mayores tasas de estrés, tabaquismo y obesidad que la población en general.

Ahora que los mercados de seguros están abiertos, los grupos LGTB en todo el país están trabajando en difundir la noticia y muchas asociaciones han recibido subvenciones y capacitación especial para ayudarles en esta lucha. "Existen barreras que por fin se derribarán en enero; es grandioso. Queremos aprovechar la Ley de Cuidado Accesible y aumentar el número de personas aseguradas para incrementar las estadísticas de acceso al cuidado médico, o por lo menos que las experiencias estén a la par con las de la comunidad heterosexual", ha comentado un satisfecho Sean Cahill, director de investigación de políticas de salud del Fenway Health Institute de Boston.