viernes, 30 de enero de 2015

El Ayuntamiento cambia a última hora el espacio de Madrid en Fitur porque 'parecía un stand gay'

Abajo, el stand con su aspecto original; arriba, el panel modificado. 






MADRID Los pintores tuvieron que estar hasta altas horas de la madrugada trabajando

Apenas faltaban 24 horas para arrancar el paseo por el mundo. El pasado martes por la tarde, en los stands de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) se trabajaba en los últimos detalles. A la mañana siguiente, se desplegaba la alfombra roja para autoridades y nada podía fallar. En el espacio de Madrid, nada era diferente al resto hasta que aparecieron, pasadas las 10.00 de la mañana, representantes del Ayuntamiento y la cosa se torció.
El resultado final parece que no gustó y horas antes de que la alcaldesa de la capital Ana Botella visitara el stand hicieron cambiar la combinación de colores que decoraba las láminas superiores porque 'parecía un stand gay'. Los trabajadores, entre atónitos y algo enfadados, según describen testigos de lo ocurrido, tuvieron que estar hasta altas horas de la madrugada repintando láminas deprisa y corriendo.
Desde el Ayuntamiento, niegan que se cambiara por ese motivo. "Se pidió modificar la gama de colores porque no se ajustaban al proyecto original".
Imagen del proyecto.

El espacio para vender Madrid, que comparten Consistorio y Comunidad, se rendía este año al fútbol, como uno de las áreas con mayor tirón turístico de la región. El stand reproduce un campo de fútbol.
Un trabajador que se encontraba en el pabellón fotografió el standmadrileño 'por lo bonito que había quedado'. La imagen que colgó en Facebook esa noche poco tenía que ver con lo que se encontró al día siguiente. El negro y el gris empañaban el vistoso arcoiris de la víspera.
Lo curioso es que el proyecto se conocía en el Ayuntamiento desde octubre, cuando el estudio Arquitectura & Diseño 01, que ha trabajado en otras ocasiones con el consistorio, ganó el concurso público. A un clic se pueden contemplar las imágenes del proyecto en Internet. No habían recibido una crítica en todo este tiempo.
"Nuestra idea con el diseño multicolor no era otro que mostrar a Madrid como una ciudad acogedora, cosmopolita y abierta", se limita a decir Jesús San Vicente, autor del proyecto. "Teníamos que jugar con el color azul del Ayuntamiento y el rojo de la Comunidad; decidimos ampliar los colores para reflejar esa diversidad que caracteriza a Madrid". Sí confirman que tuvieron que hacer cambios en los colores horas antes de la inauguración. "El friso con el arcoiris está desde el principio en el proyecto".