lunes, 6 de octubre de 2014

El juzgado archiva una de las denuncias por la agresión a una pareja gay en una playa










El Juzgado de Instrucción número 4 de Almería archivó en un día una de las denuncias ante la Policía Nacional por la agresión a una pareja gay en la playa de Torregarcía de la capital y aún no ha dado trámite a una segunda denuncia por los mismos hechos, que se produjeron hace más de tres meses.

Mientras, según han indicado Europa Press fuentes del caso, el parte médico, en que se acreditaba que tanto Luis, de 54 años, como Ricardo, de 68, habían sufrido lesiones debido al ataque y que debía acompañar al atestado policial, ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 3.

La agresión se produjo coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos del Colectivo LGTB y cuando la pareja se encontraba haciendo nudismo en una playa de la ciudad de Almería perteneciente al parque natural de Cabo de Gata y se disponía a darse un baño.

Según relataron las víctimas, un padre y su hijo se abalanzaron sobre ellos al grito de "¡Ni un paso más, maricones!" y, tras una fuerte discusión, el segundo les atacó presuntamente mientras el padre lo incitaba al grito de "¡Maricones!, ¡dales caña a esos cerdos!'".

El atestado policial, que se elaboró tras tomarle declaración como imputado policial a uno de los implicados, de 25 años, recoge que fueron varios los testigos los que presenciaron los hechos y alertaron. Las "patadas" y los "puñetazos" ocasionaron lesiones por las que Luis precisó cuatro puntos de sutura en una ceja mientras que Ricardo sufrió "hematomas y escoriaciones por patadas en el costado", además de perder la "conciencia", según las mismas fuentes.

La pareja, quien siempre ha subrayado el tono "homófobo" de la agresión, interpuso la denuncia que fue tramitada a los juzgados por separado. De este modo, ambas han recaído en el mismo órgano, que ha archivado la que corresponde a Ricardo "sin tomarle declaración" mientras que por la segunda "no se han incoado diligencias previas" después de tres meses.

Fuentes judiciales han indicado que la causa penal por la primera denuncia "se incoó el día 3 de julio y se archivó el mismo día 4". Al respecto se ha pronunciado Ricardo, quien, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha lamentado cómo se está gestionando el caso y ha criticado el citado "archivo sin ni siquiera llamarme a declarar".