domingo, 6 de julio de 2014

Más concienciación, más denuncias








Los colectivos gais sostienen que en 2013 aumentaron los casos por la proliferación de los grupos neonazis y porque cada vez se denuncia más 

Interior registró 452 agresiones homófobas el año pasado 


Hoy se celebra el día del Orgullo Gay en Madrid. Se espera que un millón de personas de toda orientación sexual acuda a este evento, en el que se reivindican los derechos de los gais, lesbianas, transexuales y bisexuales. Pero con cuidado. En las últimas semanas se han producido varias agresiones a homosexuales y no es casualidad que dos de las últimos casos se produjeran en Valencia y Almería el sábado pasado, cuando las dos ciudades celebraban su fiesta del Orgullo. 


DELITOS DEL ODIO 1.172 


Hay que denunciar. Ese es el mensaje que todas las organizaciones de homosexuales quieren transmitir a las víctimas de agresiones por insultos o violencia física. 452 personas se atrevieron en 2013. Una cifra nada desdeñable a pesar de que las asociaciones de apoyo al colectivo consideran que solo son una cuarta parte de las víctimas reales, «la punta del iceberg», aseguran desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Gracias al informe sobre los delitos del odio en España -aquellos que se ejecutan contra una persona por su raza, religión, discapacidad o orientación sexual-, que ha elaborado por primera vez el Ministerio del Interior, se ha sabido que de las 1.172 denuncias que se recogieron en las comisarías en 2013, el 38,5% fueron agresiones por orientación sexual e identidad de género, el dato más alto de la estadística, por encima de los casos de racismo/xenofobia (32%) y los de discapacidad (24%). 

Este primer informe supone que se comiencen a registrar este tipo de agresiones, que se visibilice el problema y que las víctimas sepan que su caso se tendrá en cuenta. Pero al ser el primer año que se realiza, no se puede comparar con lo que ocurría anteriormente y muchas comisarías aún no contabilizan como delito de odio este tipo de denuncias, por lo que muchos casos pasan desapercibidos. «La mayoría no denuncia las agresiones, no quiere salir del armario por las consecuencias negativas que acarrea», asegura el secretario general FELGTB, Jesús Generelo. 


Impunidad 


Tras los datos del Ministerio, su organización elaboró el Informe sobre delitos de odio por orientación sexual, que demostró que el 81% de las denuncias de 2013 fueron agresiones por insultos y un 33%, por violencia física, y que los incidentes se producen encadenados en seis de cada diez ocasiones. La impunidad tras las agresiones es la mayor queja de estas organizaciones. «Dejar el coche mal aparcado suele acarrear una multa mayor que agredir a un homosexual», denuncia el presidente del Colectivo Colegas de Madrid, Paco Ramírez, quien recuerda el caso de una mujer que agredió a una pareja de lesbianas y fue condenada a pagar solo 50 euros. Asimismo, Generelo explica que hay que entender que «cuando alguien pega a un homosexual está agrediendo a todo un colectivo». 

El informe de su asociación revela que el 32% de las víctimas identificó a los agresores como grupos violentos neonazis. Así, el presidente de la Federación Andalucía por la Diversidad, Antonio Ferre, afirma que el repunte de los grupos neonazis y de extrema derecha podría ser la causa del aumento del número de agresiones, pero también que cada vez más personas denuncian sus casos, lo que se reflejará en los datos del informe del Ministerio del próximo año. Desde su asociación, piden una ley integral contra la homofobia porque las condenas contra los agresores «son irrisorias». 

Por su parte, la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica, Ángeles Carmona, considera que luchar contra la impunidad de los agresores es el objetivo principal. La vocal del Consejo General del Poder Judicial explica que han aprobado un informe en el que piden que se amplíen las competencias de la Comisión de Igualdad para llevar el seguimiento de estos delitos. «Debemos conseguir que se visibilicen estas agresiones para concienciar a la sociedad», señala Carmona. Además, calificó de «fantástica» la idea de crear una ley integral contra la homofobia, y que se le dé a este colectivo un «tratamiento específico en el Código Penal como con la violencia de género». 

denuncias registró el Ministerio del Interior en su informe de agresiones de este tipo en 2013, el 38% por orientación sexual, el 32% por racismo y el 24% por discapacidad.