domingo, 6 de julio de 2014

Cifuentes niega al Orgullo Gay el derecho de manifestación porque usa “carrozas”

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.






La delegada del Gobierno admite que organizadores y empresarios reclamaron que la marcha dicurriera por la Gran Vía y niega una doble vara de medir frente a celebraciones como la Copa de Europa

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha afirmado que el desfile del Orgullo Gay no está protegido por el derech0 de manifestación porque en este apartado “no entra una manifestación con carrozas”.

“Es otra cosa…”

Cifuentes ha considerado que aunque el desfile del Orgullo Gay tiene una connotación “reivindicativa”, no “es un derecho de reunión, es otra cosa”. La delegada del Gobierno ha pedido un informe a la Abogacía del Estado sobre su competencia en este evento que, hay que recordar, lleva celebrándose en la capital durante décadas.


Organizadores y empresarios pidieron Gran Vía

En una entrevista con Europa Press, Cifuentes ha admitido que los organizadores del desfile pidieron que la marcha discurriera como lleva siendo habitual desde hace años por la Gran Vía madrileña, y que, incluso, ha recibido cartas de asociaciones de empresarios  solicitando que reconsidera su decisión de prohibir este recorrido porque esta opción es “una fuente de ingresos” para los comerciantes de esta zona.


Justifica su prohibición con la “seguridad”

Cifuentes ha vuelto a escudarse en un “informe del Ayuntamiento de Madrid”, que, según ha precisado, “alertaba de los problemas de seguridad que entraña Gran Vía porque va a reunir a más de un millón de personas. Supone que vayan a circular camiones y la Gran Vía es estrecha porque imposibilita que puedan entrar los equipos emergencia. ¿Quién asume el riesgo un trayecto con un informe negativo de Protección Civil del Ayuntamiento si allí ocurre cualquier cosa, como un incendio en una casa o un infarto y no puede entrar la ambulancia?”, se ha preguntado la política popular, al justificar su decisión de prohibir el desfile por la Gran Víaque ha sido el trayecto emblemática de esta celebración reivindicativa.


Doble vara de medir frente a otras celebraciones

La delegada del Gobierno ha negado que se aplique “una doble vara de medir” frente a otras movilizaciones por el centro de Madrid, como las celebración del Real Madrid de la Copa de Europa porque, ha dicho, “la Ley es igual para todos”. Cifuentes ha precisado que las celebraciones deportivas no entran dentro del derecho de reunión, aunque reconoce que como se producen aglomeraciones importantes de personas la Policía está presente para evitar alteraciones de orden público o delitos de robo al descuido. “Pero ese tipo de eventos que supone la utilización del espacio público corresponde regularlos a los ayuntamientos”, ha apuntado.