viernes, 6 de junio de 2014

Violenta represión policial ante la marcha gay en Paraguay





Los movimientos LGTB y de derechos humanos de Paraguay marcharon la noche del lunes frente a la sede de la Conmebol -ciudad de Luque, Paraguay- donde sufrieron una violenta represión policial, que se saldó con varios heridos de consideración, entre periodistas y activistas.
La denuncia la formuló la organización 'Somos Gay Paraguay' al publicar un vídeo donde se aprecia la intervención policial, la misma que en principio aseguraba mantener el orden de la manifestación.
Los activistas se habían autoconvocado entorno a la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol en Luque, sitio donde desde este martes 3 se celebra la 44ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), para pedirle al Estado paraguayo que acompañe la Resolución sobre Derechos Humanos, orientación sexual, identidad y expresión de género presentado por Brasil y hasta el momento firmada por apenas cuatro países.
"El brutal ataque a los activistas de Somosgay, Lesvos y a la ciudadanía que defiende los derechos LGBT, ocurrido el lunes 2 de junio en las inmediaciones del recinto donde se reúne la 44ª Asamblea General de la OEA realizada en Asunción, demuestra lapostura intolerante, promotora de odio y contraria a todos los derechos y la dignidad de las y los paraguayos que sostiene el Gobierno Nacional", comienza diciendo la declaración de Somos Gay hecha pública este martes.
La manifestación pacífica fue convocada para pedir al Estado Paraguayo el compromiso de acompañar el Proyecto de Resolución sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género presentado por Brasil, "sin embargo la respuesta violenta del gobierno paraguayo golpea una vez más a todas las familias paraguayas y es contraria a nuestra tradición de solidaridad y entendimiento. Nuestro movimiento es pacifista, reivindica el amor y la dignidad de una vida libre de violencia, de miedo y discriminación; y no se dejará amilanar por un hecho tan lamentable como este".
Según los manifestantes, diez personas resultaron heridas de consideración producto de la represión con porras y gas pimienta. Dos periodistas, Enrique Dávalos y Noelia Díaz, fueron también agredidos y se intentó destruir la evidencia en vídeo que habían logrado captar minutos antes. En contrapartida el comisario principal Ramón Ávila declaró que los manifestantes iniciaron las acciones violentas y ello obligó a la represión policial.
"Condenamos todas las formas de violencia y repudiamos enérgicamente el actuar de la Policía Nacional del Gobierno de Horacio Cartes, ya que con estas prácticas nos vuelve a la memoria los más oscuros episodios de nuestra historia. Esto, lejos de desanimarnos, nos reafirma en nuestro compromiso de lograr un Paraguay igualitario y libre. Seguiremos aquí, como hoy expresándonos y luchando todos los días para construir una sociedad paraguaya libre e igualitaria para todos y todas", culmina el comunicado de la organización gay.

Fuente:http://www.elmundo.es/internacional/2014/06/03/538df205ca47417a048b4577.html