domingo, 8 de junio de 2014

La sociedad italiana, a favor de los homosexuales, según dirigente LGTB









El presidente de la asociación italiana de gais, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB) Arcigay, Flavio Romani, dijo hoy que el colectivo al que representa siente el respaldado de los italianos y criticó a los políticos que se dejan influir por los sectores conservadores de la Iglesia Católica.

En una entrevista con Efe, la víspera de que la capital italiana acoja la manifestación del Orgullo Gay, que este año transcurrirá bajo el lema "Nos vemos fuera", Romani lamentó que, a pesar del apoyo que sienten, "basta con que un obispo haga unas declaraciones a un periódico para que los políticos tengan miedo" y detengan cualquier proceso legislativo al respecto.

Con la convocatoria de mañana, la marcha del Orgullo Gay cumple veinte años en Italia, un país que carece de una normativa específica en relación con los derechos civiles de los homosexuales, más allá del artículo tercero de su Constitución, que proclama la igualdad de todos los ciudadanos.

Esta será, en concreto, una de las proclamas que resonarán mañana en las avenidas romanas por las que transcurrirá la cabalgata, con la demanda de la elaboración de una legislación contra la homofobia que defienda al colectivo homosexual de la discriminación que, a su juicio, padecen hoy en día.

"En Italia existe una ley que persigue el racismo, el antisemitismo, el odio de tipo religioso... Hemos pedido añadir también la homofobia entre estos supuestos, pero está todo parado en el Parlamento porque no se puede impedir la libertad de expresión de los homófobos", señaló Romani.

Asimismo, el líder LGTB italiano subrayó que en ese aspecto su país no ha cambiado nada en los últimos veinte años.

"Queremos que aquí dos hombres o dos mujeres puedan ponerse delante del alcalde y decir 'queremos casarnos', y tener todos los derechos y deberes de las personas que se casan por lo civil en el ayuntamiento", señaló.

Otro de los temas candentes en esta edición del Orgullo Gay de Roma será la discriminación laboral de los homosexuales.

"Están en juego la vida y la felicidad de muchas personas y es necesario darles la dignidad que se merecen", sostuvo en una entrevista telefónica con Efe el portavoz del movimientgo del Orgullo Gay romano (Roma Pride), Andrea Maccarrone.

Este año, Italia ha asistido a dos excepciones en lo que a derechos civiles de los homosexuales se refiere.

En primer lugar, la prensa local se hizo eco el pasado abril de la historia de Giuseppe Chigiotti y Stefano Bucci, casados en Nueva York en 2012 y que consiguieron registrarse como pareja en el ayuntamiento italiano de Grosseto (norte) hace dos meses, gracias a una decisión sin precedentes del tribunal de esa localidad toscana.

En segundo lugar y un mes más tarde, Fausto Schermi y Elwin van Dijk, que contrajeron matrimonio en Holanda en 2008, obtuvieron también el registro como matrimonio en el consistorio de la localidad Marquesa de Fano (este).

A pesar de estos casos, el presidente de Arcigay sostiene que cuando piden una normativa oficial sobre el matrimonio homosexual les responden que ahora hay otros problemas más importantes.

En la Unión Europea, el matrimonio homosexual está permitido en Bélgica, Dinamarca, Holanda, Portugal, Suecia, Francia, Reino Unido y España, desde que fuera aprobado en 2005 durante el primer Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

jav/gsm/mlg