jueves, 10 de abril de 2014

Un ayuntamiento italiano registrará el primer matrimonio homosexual









El ayuntamiento italiano de Grosseto (norte) registrará un matrimonio de dos hombres a pesar de que el país carece de ley que reconozca estas uniones y para aplicar la decisión de la Justicia, confirmó este jueves una fuente del municipio toscano.

El consistorio se pronunció este jueves sobre la decisión del Tribunal de Grosseto, que el miércoles declaró legal el matrimonio entre Giuseppe Chigiotti y Stefano Bucci, contraído en Nueva York en 2012, donde las uniones entre gays y lesbianas son legales desde junio de 2011.

"Esta decisión del Tribunal de Grosseto supone un precedente histórico en el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo en Italia", afirmó el alcalde de la localidad, Emilio Bonifazi, en un comunicado.

"Somos conscientes de que esta sentencia posibilita superar los obstáculos y las dificultades que han podido surgir hasta ahora, debido a la falta de directrices claras sobre este tema, a las que atenerse", añadió.

Chigiotti y Bucci contrajeron matrimonio el 6 de diciembre de 2012 pero cuando quisieron registrarse como pareja en el Ayuntamiento de Grosseto el consistorio se lo negó, porque el ordenamiento jurídico italiano no contempla la unión entre dos personas del mismo sexo.

La pareja decidió entonces llevar el caso ante la justicia y esta semana, después de dos años de lucha, el Tribunal de Grosseto reconoció su matrimonio.

Hoy, por lo tanto, se han convertido en la primera pareja homosexual con plenos derechos como matrimonio gay en Italia.

La decisión fue aplaudida por organismos de defensa de la igualdad sexual, como la asociación de derechos civiles Arcigay, que ve en ella una puerta abierta a que se plantee este debate en el Parlamento italiano.

"Ahora, la pelota se encuentra en el lado del Parlamento, que debería pronunciarse sobre este tema, sobre el que existe un vacío legal, y sobre el que se abre ahora una ventana, una posibilidad para reclamar la igualdad de todos los ciudadanos", sostuvo Flavio Romani, presidente de Arcigay.


Noticia relacionada:

Un juzgado italiano registra el primer matrimonio gay del país

Un periodista del Corriere della Sera y un arquitecto, que se casaron en Nueva York en 2012, podrán disfrutar de plenos derechos como pareja casada en Italia


Stefano Bucci y Giuseppe Chigiotti son desde el miércoles esposos con plenos derechos en Italia. Se han convertido en el primer matrimonio homosexual reconocido jurídicamente en el país europeo. Se casaron en Nueva York en 2012 (donde el matrimonio igualitario es legal desde 2011), y un juzgado de Grosseto, una ciudad de la zona central de la Toscana (Italia), ha reconocido su unión como válida, informa el diarioCorriere della Sera, donde Bucci trabaja como periodista.
La pareja había solicitado el registro tras casarse en EE UU. El trámite les fue denegado y recurrieron. El juez Claudio Boccini ha determinado que en el registro municipal "no hay referencia al género" de las parejas, por lo que Bucci y Chigiotti, que es arquitecto, debían ser inscritos. El derecho al matrimonio "ha adquirido nuevas connotaciones y más amplias, que incluyen las bodas entre personas del mismo género", afirmó en declaraciones recogidas por AFP.
La sentencia, según el Corriere, sienta un precedente porque es la primera pareja homosexual de Italia que gozará de plenos derechos como matrimonio respecto a las heterosexuales. Existen sentencias anteriores que reconocen derechos individuales, como el permiso de residencia, pero no hay otras parejas que hayan podido registrarse en el archivo público correspondiente.
Italia no reconoce en su legislación el matrimonio ni la unión civil entre personas del mismo sexo, y la decisión del juzgado fue calificada de "histórica" por las asociaciones de derechos LGTB, según AFP. "Es un caso sin precedentes en nuestro país", declaró Sergio Lo Giudice a la agencia. Lo Giudice es senador del Partido Democrático y anteriormente presidió la asociación de derechos civiles Arcigay.
"Ellos han logrado que su situación como pareja casada en un país extranjero sea reconocida, algo que las autoridades y los juzgados siempre se han negado a aceptar", declaró Aurelio Mancuso, de la asociación Equality Italia, a lo que un portavoz de Gay Center añadió que era "un evento revolucionario que merece una respuesta política positiva" del primer ministro Matteo Renzi.