lunes, 17 de febrero de 2014

Recurrirán ante el TC el no poder registrar en España hijos de madre de alquiler








Un matrimonio de dos hombres recurrirá ante el Tribunal Constitucional la sentencia del Tribunal Supremo que avala la denegación, por parte de un juez, del acceso al Registro Civil de dos bebés nacidos de una madre de alquiler en San Diego (EEUU) a los que la pareja quería inscribir como hijos suyos.


Un matrimonio de dos hombres recurrirá ante el Tribunal Constitucional la sentencia del Tribunal Supremo que avala la denegación, por parte de un juez, del acceso al Registro Civil de dos bebés nacidos de una madre de alquiler en San Diego (EEUU) a los que la pareja quería inscribir como hijos suyos.

Así lo ha informado hoy a Efe el abogado del matrimonio, Manuel Mata, quien ha señalado que el pronunciamiento del Supremo, que desestima sendos recursos de casación contra fallos del Juzgado de Primera Instancia número 15 de Valencia y de la Audiencia de Valencia, puede generar a partir de ahora "problemas" a las parejas, homosexuales o no, que quieran inscribir a niños nacidos así.

Mata no descarta, incluso, elevar el caso al Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea, en tanto en cuanto entra en juego la igualdad de ambos padres de los niños.

Según ha explicado, el matrimonio acudió a EEUU para tener niños nacidos de un vientre de alquiler y, tras ser padres de gemelos, el Registro Civil Consular de España en Los Ángeles (EEUU) no les dejó inscribirlos a nombre de ambos alegando que "el Código Civil español lo impide, señalando que se adquiere paternidad con el parto, que en hijos de vientre de alquiler no se da".

En EEUU aceptaron finalmente el registro, pero "no en España", por lo que recurrieron a los tribunales.

En una sentencia firmada el 6 de febrero y hecha pública ayer a los medios, pero que todavía no ha sido notificada al abogado, el Supremo avala los fallos judiciales que anularon la inscripción de los niños "porque la legislación española prohíbe la gestación a través de una madre de alquiler".

La sentencia precisa que no se deniega la inscripción de los niños en el Registro Civil español, pero "sí la constancia de su filiación por no ser procedente en el sentido que habían interesado los recurrentes".

Explica también que en España, la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida considera nulo el contrato de gestación por sustitución, y "determina la filiación materna por el parto, con la posibilidad de reclamación de la paternidad por el padre biológico".

El abogado del matrimonio ha apuntado que, hasta esta sentencia del Supremo, los matrimonios heterosexuales o los formados por dos mujeres inscribían "sin problemas" a los niños nacidos de madres de alquiler en el extranjero, o lo hacían los matrimonios de dos hombres constando solo uno de ellos como padre.

No obstante, la resolución, que abunda en la ilegalidad de la gestación mediante vientre de alquiler, puede generar ahora "problemas" a los que quieran tener hijos de este modo.

Sus clientes no quieren ser uno padre biológico y otro adoptante de los niños, sino que "entienden que ambos tienen derecho a ser padres, y quieren tener los mismos derechos sobre ellos", pudiéndose dar situaciones futuras, como una separación matrimonial o el fallecimiento de uno de los dos, que lo aconsejen.

Para Mata, la sentencia del Supremo supone una "distorsión e incumplimiento de los tratados internacionales", y ha reclamado que la ley reconozca una "realidad social" como la que representan sus clientes.

Sobre éstos, ha dicho que desean mantenerse "al margen" de los medios de comunicación, para preservar así su intimidad, y tanto ellos como el abogado han elevado una queja al Consejo General del Poder Judicial por el hecho de que se difundiera la sentencia del Supremo sin ocultar los nombres tanto de los padres como de los gemelos menores, más aún tratándose de un "caso tan sensible".

Sobre los niños, de entre 5 y 6 años, ha dicho que se encuentran "perfectamente, creciendo sanos, escolarizados, con todos sus papeles en regla y ajenos a todo esto".