miércoles, 20 de noviembre de 2013

Ocho institutos de Sevilla forman parte de un programa piloto contra la homofobia


Taller con alumnado del PCPI de Cocina del IES Alminara de Arcos de la Frontera







La Federación Arco Iris, con el apoyo de Amnistía Internacional, ha iniciado este curso un programa piloto que ya está desarrollando en Sevilla y que incluye talleres gratuitos impartidos por personal especializado e ideas adaptadas para incluir en las programaciones de todas las asignaturas y niveles educativos, incluyendo la educación infantil o la asignatura de religión católica.


20/11/2013 Ante los datos alarmantes del informe estatal "acoso escolar y riesgo de suicidio por orientación sexual e identidad de género" la Federación Arco Iris, con el apoyo de Amnistía Internacional, ha iniciado este curso un programa piloto que ya está desarrollando en Sevilla con el apoyo del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).
El informe en el que se apoya la Federación andaluza Arco Iris ha sido realizado por la FELGTB para la oficina del Defensor del Pueblo y en él se afirma que el 23% de los y las jóvenes que sufren acoso homofóbico lo empiezan a sufrir antes de los 12 años mientras que para el 57% es la etapa de secundaria el peor periodo. Este acoso persistente y continuado durante largo tiempo les produce desesperanza y por ello el 43% de quienes sufrieron acoso en el colegio o instituto pensaron en suicidarse, llegando a intentarlo el 17%.
Desde Arco Iris comparan la homofobia con la violencia hacia las mujeres: "es un problema estructural de nuestra sociedad que el sistema educativo debe enfrentar. Los adolescentes gays presentan una tasa de intentos de suicidio 3 veces superior a la media y en todos los centros encontramos chicos afeminados que sufren insultos, aislamiento o rechazo... chicos que tal vez no son gays. Algo similar ocurre, aunque de forma menos visible, a las chicas lesbianas y, en los colegios, a niños y niñas transexuales". 
Programa piloto "Escuelas sin armarios"
Desde Arco Iris, con el apoyo de la Red Andaluza de Escuelas Espacios de Paz (RAEEP), han lanzado este curso 2013-2014 una propuesta transversal basada en la web www.escuelasinarmarios.tk. En la propuesta, esta federación andaluza facilita ideas para incluir en la programación anual de los departamentos, recomienda un calendario de fechas útiles y ofrece visitas a los centros.
Las visitas del equipo de educación de Arco Iris a los centros pueden incluir 3 actividades: el Taller "Derechos Humanos y Homofobia" de Amnistía Internacional, la exposición "Lesbianas y gays en el deporte" de Familias por la Diversidad y la tutoría "OASIS" para aglutinar a un grupo de jóvenes que realicen actividades contra la homofobia en su centro a lo largo del curso escolar con la supervisión de un adulto.
Además Arco Iris ofrece un taller especial para el profesorado de Educación Física, denominado “Tarjeta roja a la homofobia: estrategias para la inclusión deportiva en clubes, asociaciones y escuelas”y sus objetivos son la ruptura de estereotipos, eliminación de tabúes y contribuir a la reducción de los niveles de homofobia y machismo en ámbitos deportivos, dar conocer la magnitud de la discriminación homofóbica y su evolución en los últimos años, presentar la realidad de lesbianas y gays en los de portes y reconocerlos como ejemplo de normalidad y éxito deportivo y reconocer los cambios positivos en el ámbito de la tolerancia gracias a campañas de la UEFA y personas destacadas del mundo del fútbol.
Demandan mayor apoyo institucional e "implicación personal" al profesorado
Este mismo informe destaca el hecho de que sólo 1 de cada 5 jóvenes acosados recibió ayuda del profesorado, algo que demuestra que el sistema educativo se muestra ajeno. Jesús Generelo, director del informe, destaca que “las administraciones deben abordar ya el impacto del acoso escolar homofóbico porque sus consecuencias son devastadoras para las niñas y niños LGB. Mirar para otro lado les hace cómplices de sus efectos”.
Desde Arco Iris resaltan que el sistema educativo andaluz ha avanzado formalmente en esta cuestión, con la difusión de materiales sobre la diversidad afectivo-sexual o la impartición de cursos contra la homofobia para profesorado. También fue importante la incorporación en 2010 de referencias explícitas a la homofobia en los reglamentos orgánicos de los centros andaluces.
Sin embargo desde la asociación LGTB andaluza piden a la Junta de Andalucía que dé nuevos pasos: "Ya es hora de que se ofrezca a los centros andaluces desde la Consejería de Educación la posibilidad de participar en un plan estructurado y específico contra la homofobia, la bifobia y la transfobia, igual que existen planes sobre ecología o prevención del tabaquismo" y recuerdan que el artículo 37 del Estatuto de Andalucía obliga a la Consejería a orientar sus políticas públicas en la aplicación de forma efectiva de la lucha contra el sexismo, la xenofobia, la homofobia y el belicismo, "especialmente mediante la educación en valores que fomente la igualdad, la tolerancia, la libertad y la solidaridad".
Cada docente es clave en este proceso, pues pueden incluir en las programaciones de sus departamentos propuestas concretas que desarrollen la competencia social y ciudadana, una de las 8 competencias básicas que deben abordarse en cada asignatura. Desde Arco Iris señalan a quienes tienen más responsabilidad en estas cuestiones: responsables de las tutorías, de los servicios de orientación, de los planes de igualdad y los propios equipos directivos.
Sin embargo desde Arco Iris señalan que aún hoy es una "tarea de valientes" el introducir el tema en los centros. "El profesorado es reflejo de nuestra sociedad: muchos miran hacia otro lado al oír la palabra "maricón", acostumbrados al que es el insulto más habitual en los centros.