miércoles, 13 de noviembre de 2013

Los derechos de los homosexuales dividen a la futura gran coalición de Merkel






La equiparación de las parejas homosexuales y heterosexuales, tanto en lo que concierne al matrimonio como al derecho de adopción, divide a la futura gran coalición de la canciller alemana, Angela Merkel, cuyas negociaciones avanzan a trompicones.
La ronda negociadora del grupo de trabajo sobre política familiar, mujeres y equiparación de derechos se cerró abruptamente y sin síntomas de acercamiento, indicaron hoy fuentes del Partido Socialdemócrata (SPD), formación con la que buscan formar alianza las filas conservadoras de Merkel.
Las diferencias son tan sustanciales que los participantes en la ronda optaron por dejar el tema aparcado, en busca del consenso en otros apartados, con el propósito de recuperarlo ya en el tramo final de las negociaciones.
De acuerdo con el esquema establecido para las negociaciones, que arrancaron en octubre, cada una de las materias se discuten entre las tres formaciones implicadas -SPD, la Unión Cristianodemócrata de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU)- en formato de grupo de trabajo.
De ahí se pasa a la ronda general -integrada por 75 miembros- en caso de consenso, mientras que, de haber disenso, la cuestión pasa a ser abordada entre los tres líderes -Merkel, el bávaro Horst Seehofer y el socialdemócrata Sigmar Gabriel- para tratar de desbloquearlo.
Hasta ahora, el llamado matrimonio homosexual en Alemania consiste en inscribirse como pareja de hecho en el registro civil, lo que conlleva una serie de diferencias sustanciales en materia fiscal, herencias y adopción de hijos respecto al matrimonio entre heterosexuales.
En los últimos años se avanzó hacia la equiparación plena, en buena parte debido a varias sentencias del Tribunal Constitucional a favor de las parejas de personas del mismo sexo.
Sin embargo, para los homosexuales sigue excluida la posibilidad de adoptar hijos, como pareja, así como un trato discriminatorio de facto en algunos aspectos fiscales.
Dentro de la CDU/CSU hay división de opiniones respecto a la cuestión, aunque la línea dominante es la contraria a la plena equiparación, mientras que el SPD se ha comprometido a alcanzar este objetivo.
El calendario marcado para las negociaciones prevé que éstas se cierren con un pacto de coalición hacia finales de este mes de noviembre.
De lograrse el acuerdo, éste será consultado en referéndum entre los 470.000 militantes del SPD -en la primera quincena de diciembre- y, caso de salvarse positivamente este escollo, se prevé que Merkel se someta a la votación de investidura del Parlamento en torno al 17 de diciembre.


Fuente:http://www.diariodeleon.es/noticias/internacional/los-derechos-de-los-homosexuales-dividen-a-futura-gran-coalicion-de-merkel_843147.html