lunes, 4 de noviembre de 2013

El cura que pide “que los gays se aparten para no contagiar a la sociedad” presume de tener el respaldo de Rouco Varela

Jesús Calvo, sacerdote falangista que pide la excomunión del Rey.








Confeso falangista, seguidor de la más dura extrema derecha, admirador de Franco y de la pena capital, el párroco Jesús Calvo ha vuelto a reaparecer públicamente para encender la mecha con sus declaraciones. En una entrevista concedida a Las Mañanas de Cuatro, este sacerdote ha llegado a asegurar que “los gays deben apartarse para no contagiar al resto de la sociedad”.

Polémicas declaraciones
Además, Jesús Calvo afirma que “España tiene lo que se merece, por cobarde y tonta. Ya no hay amor a la patria, ni servicio a Dios ni a la Justicia”. En cuanto al Rey de España, el sacerdote falangista no tiene reparos a la hora de calificarle como un  “traidor a Franco” que “debería ser excomulgado” por haber firmado leyes abortistas.



Rompió su silencio en ELPLURAL.COM
Fue en enero de 2012 cuando este sacerdote concedió su primera entrevista a un medio de comunicación. En declaraciones a ELPLURAL.COM, Jesús Calvo aseguró entonces que defendía a Franco “con la bendición de la jerarquía católica” y  que “nunca” había recibido “ningún toque por parte de la Iglesia católica” a raíz de su exacerbado apoyo al régimen franquista. De hecho, Calvo admitió sentirse “respaldado por Rouco Varela” y que “la mayoría de los sacerdotes piensan igual” que él.


Admirador de Franco
Amigo personal de Antonio Tejero, su admiración hacía el excoronel golpista sólo es comparable con la que profesa hacía Francisco Franco, a quien le agradece que librase a España de convertirse “en un gulag ruso, en una Cuba, una Chechenia o en una Albania”. A su entender, Franco salvó a España al “imponer la tradición católica” y hacer de nuestro país una potencia económica mundial.


Tarancón en el purgatorio
“Franco era un adorador nocturno, tomaba muchas decisiones al pie del sagrario. Fue un gran católico y por eso restauró 20.000 templos que quemaron los rojos”, expuso Calvo a ELPLURAL.COM antes de criticar a aquellos que amargaron la existencia al dictador. Entre todos, el padre Calvo siempre destaca al cardenal Vicente Enrique y Tarancón. “Fue un traidor y un vividor. Dios lo habrá acogido en su seno, pero el purgatorio de purificación al que le estará sometiendo debe ser muy gordo”.


Sus planes de futuro
En cuanto a las medidas que adoptaría para salir de la crisis, este sacerdote nunca oculta que sería necesario “recristianizar España”, abogar por la “unión del Estado y una Iglesia que debe ser ultraconservadora” y proceder a la “ilegalización de los partidos políticos porque como dijo José Antonio, el mejor destino de las urnas es romperlas”.