jueves, 17 de octubre de 2013

Malta, a un paso de aprobar la unión civil entre personas del mismo sexo









La Justicia ha decidido otorgar a las parejas homosexuales los mismos derechos que al resto, concediéndoles la posibilidad de unirse legalmente en lo que se ha denominado "lo más parecido al matrimonio".

17/10/2013 - Carla Gómez El proyecto de ley promulgado por el gobierno maltés para legalizar las uniones civiles entre personas del mismo sexo ya ha pasado la primera ronda en la votación y tan sólo se encuentra a la espera de que la Cámara de Representantes debata algunos aspectos del texto en una segunda lectura. Las uniones civiles entre homosexuales tendrán todos los beneficios del matrimonio tradicional, con la única diferencia de que no se llamará matrimonio. Neil Falzon, el encargado de redactar el proyecto ha dicho que este "otorga a las parejas del mismo sexo los mismos derechos que disfrutan las personas casadas. Es un primer paso para tener igualdad en el matrimonio".
Por su parte, la ministra de Igualdad, Helena Dallie, ha manifestado en rueda de prensa su decisión de luchar por la igualdad de derechos y contra la discriminación, anunciando que próximamente el gobierno presentará a debate una ley que prohíba la discriminación por orientación sexual. "Somos personas, antes que heteros, gays, negros, blancos o rojos. Hemos de movernos en una sociedad que niega la discriminación y en la que cada uno disfruta el derecho a vivir una vida feliz", afirmó la ministra.
Esta nueva ley también beneficiará a aquellas parejas homosexuales que se hayan casado en el extranjero, ya que su matrimonio será reconocido legalmente en Malta. El proyecto de ley recoge incluso la adopción de niños por parte de las parejas del mismo sexo, que hasta ahora sólo podían adoptar en calidad de personas solteras.
En los últimos tiempos, Malta ha conseguido grandes avances en materia de derechos LGTB. El pasado mes de abril, una transexual consiguió casarse con su pareja, con el que llevaba siete años de relación.