viernes, 11 de octubre de 2013

La Asociación Estatal de Menores Transexuales celebra la iniciativa de la Conserjería de Educación de la Junta de Andalucía e insta a ser secundada por todas las CC.AA.









Tras los acontecimientos que se han estado produciendo estos últimos días en Málaga en torno a tres menores transexuales, a los que se les había puesto trabas desde los colegios y la Inspección de Educación de Málaga para ser tratados por el sexo con el que se identifican

Tras los acontecimientos que se han estado produciendo estos últimos días en Málaga en torno a tres menores transexuales de 6, 8 y 9 años de edad, a los que se les había puesto trabas desde los colegios y la Inspección de Educación de Málaga para ser tratados por el sexo con el que se identifican, queremos hacer un comunicado desde la Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis), de la que forman parte las tres familias afectadas, para felicitar la rápida y acertada actuación de la Fiscal de Violencia de género y de Discriminación Sexual y de Género, Flor de Torres, y agradecer a la Delegada de Educación de Málaga, Patricia Alba, por las instrucciones enviadas a los colegios para que se respetara la identidad sexual de los alumnos. Asimismo, también queremos expresar nuestra gratitud al Consejero de Educación, Cultura y Deporte de Andalucía, Luciano Alonso, por asegurarse de que se cumplan las directrices recomendadas por la Fiscalía para asegurar un trato no-discriminatorio hacia los menores. Instamos, no obstante, a esta consejería para que atienda con celeridad el requerimiento de la Asociación de Transexuales de Andalucía – Sylvia Rivera (que representa en Andalucía a todas nuestras familias) para que se establezca un protocolo que evite futuras situaciones de discriminación como las vividas estos días.

Este protocolo, basado en un decálogo muy básico, incluye acciones tan fundamentales para el respeto de los derechos humanos del niño como:

-
 Tratar a los menores por el género con el que se identifican, tanto al utilizar su nombre como en las comunicaciones y relaciones.


-
 Permitir el acceso a los baños, aseos y vestuarios que corresponden con su identidad sexual.


-
 Admitir que los menores puedan vestir con ropa o uniforme acordes a su identidad.


Además, se recomienda educar al alumnado en la diversidad sexo-genérica para que estos aprendan a respetar la identidad de sus compañeros, del mismo modo que se les educa para que aprendan a interaccionar con sus iguales de otras razas y de diferentes capacidades. La diversidad sexogenérica forma parte de la diversidad humana y también debe ser considerada y respetada como diversidad.

Aprovechamos para agradecer el esfuerzo y el inmenso y excelente trabajo desarrollado por la Asociación de Transexuales de Andalucía – Sylvia Rivera, especialmente a su presidenta Mar Cambrollé, sin quien nuestros hijos nunca hubieran conseguido ser respetados en un tiempo tan breve. La labor desarrollada en Andalucía por esta asociación está creando precedentes que esperamos sean emulados por otras organizaciones en el resto de comunidades, algunas de las cuales ya están colaborando con nosotros para que estos cambios sean una realidad en toda España.

Instamos igualmente a las Consejerías de Educación de las distintas Comunidades Autónomas del Estado Español, para que también ellas tomen en consideración la creación de protocolos que eviten situaciones como las creadas en la provincia de Málaga. “Nuestros hijos tienen los mismos derechos que el resto de niños, y como padres estamos dispuestos a luchar para se garanticen y se hagan efectivos estos derechos”, declara Eva Witt, presidenta de la Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis).