miércoles, 6 de marzo de 2013

El Ararteko lamenta que se reabra el debate sobre el matrimonio homosexual


El 'lehendakari' Urkullu recibe en su despacho a Iñigo Lamarca.







Iñigo Lamarca se reúne con el 'lehendakari', Iñigo Urkullu


El ArartekoIñigo Lamarca, ha considerado "triste" que se "reabra" el debate sobre el matrimonio homosexual, aceptado por "una abrumadora mayoría" de la sociedad y avalado por el Constitucional, y ha considerado que las afirmaciones del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, con "faltan al rigor y ofenden a la inteligencia".
Lamarca se ha renido con el lehendakari, Iñigo Urkullu, en la sede de la Presidencia del Gobierno autonómico, en Vitoria, dentro de la ronda de contactos institucionales iniciada tras su toma de posesión.
En una entrevista concedida a Onda Cero, recogida por Europa Press, ha manifestado que unir el matrimonio "con la procreación" supone "faltar a la verdad" ya que porque las personas homosexuales pueden ser padres tanto biológicamente como a través de la adopción. Por ello, considera que sus recientes afirmaciones sobre el matrimonio de personas del mismo sexo son "no solamente desafortunadas, sino que faltan al rigor y ofenden a la inteligencia".
"No está reñido con la procreación. Y si lo estuviera qué?", ha señalado el defensor del pueblo vasco, que ha indicado que el ministro, "persona de fuertes convicciones católicas, quizá debería ir al Vaticano y hablar con los cardenales para que los curas y las monjas se pudieran casar y procrear". Tras reivindicar que los responsables políticos, "más allá del pensamiento personal", deben actuar con "exquisita responsabilidad", ha resaltado que el matrimonio homosexual está "muy sentado" y "avalado" por el Tribunal Constitucional. En esta línea, ha señalado que es "agua pasado" dado que incluso "el propio PP dijo que no iba a haber una contrarreforma".
Lamarca ha considerado que el opinión del ministro no es la de su partido, que "ha evolucionado" desde su posición inicial de oposición al matrimonio igualitario. "Estamos en otros tiempos", ha subrayado el Ararteko, que ha resaltado que es "una cuestión aceptada por una mayoría abrumadora de la opinión pública" y, por ello, "reabrir el debate, con la que está cayendo y con todos los problemas que tenemos, me parece triste y que no es de recibo".
En relación a la crisis económica, ha recordado que, en función de los últimos estudios realizados, un 6,2 % de los niños de menos de 15 años están en situación de pobreza grave según los estándares de Unicef, tras un aumento del 77 %, si bien es "la mitad" que la media del Estado y también está por debajo de la media europea, gracias al sistema de protección social vasco "razonablemente bueno".
Además, ha precisado que la existencia de unas 5.000 cartas certificadas que no han sido contestadas por perceptores de ayudas no significa que se haya cometido fraude, porque puede haber un cambio de domicilio que no ha sido notificado, lo que conlleva un incumplimiento de las obligaciones que acarrea sanciones que "se están aplicando".
Finalmente, ha reiterado su apuesta por que los presos, "cualquiera que sea el delito que ha cometido", cumplan sus penas en cárceles próximas a su entorno social y familiar.