miércoles, 6 de mayo de 2015

Candidata de Irlanda del Norte propone “criminalizar la homosexualidad”




Susan Anne White propone “oponerse a la agenda LGBT, prohibir el aborto, instalar la pena de muerte para casos de asesinato, los castigos corporales en las escuelas y que las mujeres vuelvan al rol de ama de casa”.
La candidata municipal, de 55 años y oriunda de West Tyrone, se compromete a “oponerse a la agenda LGBT”. Su planteo, tal como lo define, es “hacer foco en la moral y en la peligrosa agenda homosexual”.
Entre sus propuestas, según consigna New Irish News, se encuentra la criminalización de la homosexualidad, la prohibición de celebrar el Orgullo Gay y dejar de financiar a las organizaciones LGTB.
Con estas ideas, la candidata afirma ser “una verdadera amiga de la comunidad gay”, puesto que “les dice la verdad”. “Los que no son sus amigos son los que les dan palmadas en la espalda diciendo que su estilo de vida es normal y aceptable”, sentencia.
Asimismo, arremete en su planteo contra las feministas, asegurando que “son responsables de los problemas sociales”. “Son responsables por la destrucción de la economía por haber destruido el concepto de familia en la que el padre sale a trabajar y la madre se queda en casa. Hicieron que las mujeres sientan que deben salir al mundo del trabajo”, opina.
En paralelo, su programa de compromisos electorales propone prohibir grupos musicales como Iron Maiden “por fomentar la anarquía sexual y las drogas”, la restauración de la pena capital para casos de asesinato, el cierre de las clínicas de abortos, hacer del adulterio un delito punible y oponerse a la “islamización de la cultura británica” eliminando todas las mezquitas de la región.
Además, la mujer defiende el derecho al castigo en la disciplina de los hijos y la importancia de volver a los castigos coporales en las escuelas. En ese sentido, en una entrevista al Belfast Telegraph, aseguró: “Yo no me considero extremista en absoluto. Mis puntos de vista sólo parecen extremistas porque la sociedad se ha alejado de los principios de Dios”.
No obstante, y por suerte, si bien es firme en sus postulados, tiene claro que no ganará la elección. “Creo en un Dios que puede hacer milagros, pero, en términos realistas, no creo que vaya a ganar. Mi preocupación no es tanto ganar, sino intentarlo, e intentarlo no es fallar”, afirmó al citado medio.