viernes, 16 de enero de 2015

La Ley de Igualdad entre Heterosexuales, Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales de Extremadura recoge financiación cambio sexo








99% de las reivindicaciones de los colectivos

“Es una ley histórica en la que se recoge y garantiza el respeto, el derecho a la igualdad y la no discriminación de todo tipo de identidades y sensibilidades sexuales”.... “podemos definirla como la más avanzada de España, por delante incluso de la catalana, aprobada en el pasado mes de octubre y que hasta ahora había sido calificada como la más vanguardista a nivel nacional e internacional”.


De esta foma, lo ha subrayado la consejera de Empleo, Mujer y Políticas Sociales, María Angeles Muñoz, anunciadndo que el Gobierno de Extremadura financiará por ley el cambio de sexo a las personas transexuales y “regularemos legalmente la financiación de los tratamientos transexuales, con una especial atención a las intervenciones de reasignación de sexo”.

Durante la presentación del proyecto de ley de Igualdad entre Heterosexuales, Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales de Extremadura, ha anunciado que esta futura ley, que ya se ha registrado en el Parlamento de Extremadura, consagra de manera legal el acceso a las técnicas de reproducción asistida de las mujeres lesbianas y bisexuales, recordando que, "en el discurso del Día de Extremadura de 2013, el presidente Monago expresó su convencimiento de que nadie puede negar a una mujer su derecho a ser madre”.

Para Muñoz, "hoy se pone fin a más de 20 años de demandas de los hombres y mujeres extremeños que, por su condición sexual han sido tratados de manera diferente por las administraciones y por la sociedad y que insistentemente han venido reclamando a las instituciones un soporte legal que reconozca y consagre sus derechos".

Mientras, el responsable de la Fundación Triángulo, José María Núñez, ha calificado esta ley como “histórica”, asegurando que, “recoge el 99% de las reivindicaciones que hemos defendido en los últimos 20 años”, añadiendo que debe ser un homenaje a todas las personas que tuvieron que irse de esta tierra por ser gais y también a todos aquellos que viven sufriendo la homofobia y la transfobia.

Por su parte, la representante de Extremadura Entiende, María Luisa González, ha dicho que esta ley da respuesta a todas sus reivindicaciones y ha asegurado que “estaremos velando por su cumplimiento”, así como que “estamos esperanzadas con esta ley”.


VIOLENCIA INTRAGENERO


La consejera, María Angeles Muñoz, ha asegurado que los poderes públicos están obligados a proteger, en el ámbito de las relaciones afectivas entre personas del mismo sexo, a la víctima de violencia ejercida por la pareja acosadora, asegurando que "otra clave de esta ley es el tratamiento legal que se proporciona a la violencia intragénero”.

Entre otras medidas, se contempla la creación de un Observatorio de Lucha contra la Homofobia y Transfobia como órgano de participación y consulta que permitirá lograr avances sociales a través de políticas públicas, así como el establecimiento de un protocolo policial ante delitos de odio basado en la homofobia y la transfobia.

Asímismo, la asistencia jurídica, sanitaria y social a víctimas de violencia homofóbica y transfóbica; los programas especiales de protección a lesbianas y mujeres bisexuales por parte del IMEX y a los colectivos más vulnerables.

La consejera ha señalado que también se garantiza que el principio de igualdad y no discriminación llegue a todos y cada uno de los actos de la administración, que deberán acompañar a sus disposiciones legales y reglamentarias un informe de impacto por razón de orientación sexual, identidad o expresión de género.

Además, ha añadido, se prevé la formación de los profesionales en materia de diversidad sexual y el reconocimiento y apoyo institucional a la celebración de fechas conmemorativas del colectivo, así como la inclusión de la realidad rural.

Y, según Muñoz, la normativa establece un régimen de infracciones y sanciones contra la discriminación sexual que puede llegar hasta los 45.000 euros.