jueves, 11 de diciembre de 2014

El PP rechaza en el Congreso la iniciativa de Izquierda Plural para impulsar una ley integral de transexualidad








El Grupo Parlamentario Popular se ha posicionado en contra de una iniciativa presentada por la Izquierda Plural en la Comisión de Igualdad del Congreso a fin de instar al Gobierno a promover una ley integral de transexualidad que, a imagen de la aprobada el año pasado en el parlamento andaluz, blinde los derechos de este colectivo.

El texto que finalmente será sometido a votación ha sido consensuado con el Grupo Socialista, cuya portavoz Laura Seara ha incorporado varias enmiendas, y pide al Gobierno que elabore una norma que entre otras cuestiones, "despoje de carácter patológico a la transexualidad" y contenga "medidas de inserción laboral y fomento del empleo para la población transexual".
Asimismo, solicitaba una reforma de la Ley de Identidad de Género respecto a la temporalidad del tratamiento, la eliminación del diagnóstico por disforia de género, la inclusión de menores en la ley y la posibilidad de adecuar el nombre y el sexo en la tarjeta de resdicencia de personas transexuales extranjeras.
La ley pretendida debería también garantizar "la igualdad en la atención sanitaria a las personas transexuales con respecto al resto de la ciudadanía al tiempo que se avanza en la cobertura sanitaria del tratamiento de reasignación de sexo" y recoger las demandas de los progenitores respecto a la atención de los menores de esta condición.
Por último, se proponía la incorporación de "medidas concretas para las personas transexuales mayores" junto a "los cambios necesarios en los documentos de identidad a fin de que sean reconocidos en todos aquellos contextos en que las leyes o las políticas requieran la identificación o la desagregación por el sexo de las personas".
El PP, que había presentado una enmienda de sustitución al texto de Izquierda Plural, ha defendido que ya existen mecanismos de protección de las personas transexuales frente a la discriminación, que España atiende a las directrices europeas en este sentido y que las competencias sanitarias están transferidas a las comunidades autónomas, conforme ha explicado la portavoz, María del Carmen Rodríguez Maniega, quien ha avanzado que de no incorporarse su propuesta de modificación, como así ha sido, no apoyaría la iniciativa.
Su objetivo era que se aprobase un texto instando al Gobierno a "una vez elaborado el Mapa de la Discriminación en España (...) utilizar los resultados obtenidos para llevar a cabo las acciones necesarias con el fin de prevenir y erradicar tdoa forma de discriinación incluido el acoso, odio e intolerancia hacia las personas transexuales tanto mayores como menores de edad".
El portavoz de la Izquierda Plural, Ricardo Sixto Iglesias, ha lamentado que el PP apoyase la ley andaluza y no haya respaldado una iniciativa similar en la Asamblea de Madrid, primero, y ahora en el Congreso de los Diputados. "Es fundamental que se de solución a estas personas", ha destacado, tras detallar que sufren "problemáticas terribles" tanto en el ámbito laboral como en el sanitario, donde "se ven obligadas a considerarse personas enfermas".
CiU, por su parte, se abstendrá en la votación, pues conforme ha explicado la portavoz Maria Carme Sayós i Motilla, "corresponde a cada comunidad autónoma la elaboración de su propia ley adaptada a sus características particulares" y cabe la posibilidad de que una ley estatal de transexualidad acabe invadiendo las competencias que le son propias.