lunes, 17 de noviembre de 2014

Valencia: Con la prohibición de actos en la vía pública, el PP hace bueno el argumento franquista de “la calle es mía”





  • La regidora de Compromís Pilar Soriano lamenta que el Ayuntamiento haya denegado a CALCSICOVA el permiso para la celebración del tradicional acto en conmemoración del 1 de diciembre por la prevención del VIH y contra la estigmatización de las personas que viven con el virus del Sida.
  • Compromís exige la retirada inmediata de la ordenanza municipal que impide la celebración de actos en las vías públicas de la ciudad. La regidora Pilar Soriano considera que es “un ataque al derecho fundamental de expresión que salvaguarda la Constitución. El PP hace bueno el argumento franquista de ‘la calle es mía’, pero hoy en versión ‘la plaza se mía’, igualmente antidemocrático”.
[VALENCIA, 17 DE NOVIEMBRE] El Grupo Municipal Compromís denuncia la deriva antidemocrática del PP, que con su mayoría en el Ayuntamiento ha vetado los actos que la Coordinadora de Asociaciones de Lucha contra el Sida (CALCSICOVA) tenía previsto realizar, como desde hace 14 años, en la plaza de la Virgen, en conmemoración del Día Mundial por la prevención del VIH y contra la estigmatización de las personas que viven con el virus del Sida.
Esta censura, calificada de “intolerable” por la regidora de Compromís Pilar Soriano, es consecuencia de la implementación de la Ordenanza Reguladora de Ocupación del Dominio Público Municipal, que el PP aprobó en solitario el junio pasado, y que blinda la plaza de la Virgen de cualquier iniciativa ciudadana. En aquel momento Compromís ya se mostró contrario a esta ordenanza y presentó una serie de alegaciones que el PP tumbó. Soriano recuerda “cómo los regidores del PP nos acusaban de alarmistas cuando nosotros preveíamos que esta ordenanza serviría para prohibir actos ciudadanos: ahora se demuestra que nuestros temores tenían una clara razón de ser, conociendo el talante autoritario del Partido Popular”.
Por eso, Compromís reclama la retirada inmediata de la Ordenanza Reguladora de Ocupación del Dominio Público Municipal. La regidora Pilar Soriano la califica de un “ataque al derecho fundamental de expresión que salvaguarda la Constitución. El PP hace bueno el argumento franquista de ‘la calle es mía’, pero hoy en versión ‘la plaza se mía’, igualmente antidemocrático”.
Por otro lado, dice Soriano, “resulta inaudita la falta de sensibilidad del Partido Popular con el trabajo a favor de la prevención del VIH que hace CALCSICOVA. La Administración tendría que estar inmensamente agradecida con la tarea que las personas voluntarias realizan en el ámbito de la salud sexual: batallando cada día para evitar nuevas infecciones, y contra la estigmatización de las personas que viven con el virus del Sida. En vez de dar su apoyo, el equipo de gobierno municipal les pone todos los obstáculos posibles”. Por eso, exigimos que el Ayuntamiento conceda el permiso a CALCSICOVA para que pueda realizar su tradicional acto en conmemoración del Día Mundial en respuesta al VIH y al Sida.