sábado, 4 de octubre de 2014

Facebook pide disculpas a comunidad LGBT por política de identidad









La política de identidad de Facebook desde sus inicios siempre ha sido tratar de que todos sus usuarios se identifiquen en la red por sus nombres reales y hacer así de la red social un lugar más transparente en el que nadie pueda refugiarse en el anonimato.


Facebook se disculpó hoy públicamente ante la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual (LGBT) por la política de identidad que aplica en la red social y que obliga a los usuarios a identificarse por sus nombres reales, lo que había provocado varias quejas de ese grupo.

La polémica que ha llevado a Facebook a disculparse en público se inició hace dos semanas, cuando varias "drag queens", muchas de ellas del área de San Francisco (California, EE.UU.), denunciaron a los medios que esa red social les había bloqueado las cuentas por no utilizar sus nombres reales.

Las "drag queens" lograron rápidamente el apoyo de la comunidad LGBT de EE.UU., así como de políticos locales, y forzaron una reunión con responsables de Facebook que finalmente tuvo lugar el pasado 17 de septiembre en la sede de la compañía en Menlo Park (California).

Hasta la fecha, sin embargo, Facebook no se había pronunciado públicamente sobre el asunto y sólo se conocía el "compromiso" de la empresa a revisar su política de identidad por las versiones ofrecidas por los miembros de la comunidad LGBT y el regidor del ayuntamiento de San Francisco que participaron en la reunión.

"Quiero disculparme ante la comunidad de drag queens", drag kings, personas transgénero y otros miembros de la comunidad LGBT por el aprieto en el que os hemos puesto al tener que lidiar con vuestras cuentas de Facebook durante las últimas semanas", indicó en una entrada en su página de Facebook el responsable de productos de la compañía, Chris Cox.

"Hemos comprendido lo doloroso que esto ha sido para vosotros. Os debemos un mejor servicio y una mejor experiencia usando Facebook, y vamos a mejorar nuestra política de identidad, de manera que todas las personas afectadas puedan volver a utilizar Facebook como lo venían haciendo", apuntó Cox.

Varios usuarios de Facebook en Estados Unidos denunciaron a mediados de septiembre que sus cuentas habían sido bloqueadas bajo la indicación de que no volverían a estar operativas hasta que éstos cambiasen el pseudónimo que utilizaban por su nombre real, "aquél que aparece en el carné de conducir o en la tarjeta de crédito".

La política de identidad de Facebook desde sus inicios siempre ha sido tratar de que todos sus usuarios se identifiquen en la red por sus nombres reales y hacer así de la red social un lugar más transparente en el que nadie pueda refugiarse en el anonimato.

Sin embargo, esta política choca frontalmente con los deseos de multitud de usuarios de no entregar sus datos al gigante de las redes sociales, así como con los intereses de la comunidad transgénero, que utiliza habitualmente un nombre que no se corresponde con el oficial.

Es el caso de Sister Roma, la "Hermana Roma", una famosa "drag queen" de la vida nocturna de San Francisco que ha liderado las protestas contra Facebook y que asegura que mucha gente sólo la conoce por este nombre que ha usado durante los últimos 27 años.

"El espíritu de nuestra política es que en Facebook todo el mundo utilice el nombre que usa en su vida real. Para Sister Roma, ése es Sister Roma", aseguró el responsable de productos de Facebook.