martes, 21 de octubre de 2014

Comunidad gay celebra refugio para joven ruso










La Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) divulgó que el Gobierno nacional le concedió a un joven ruso el "estatus de refugiado" en el país por causas de discriminación de la identidad sexual. 

Según informó la entidad a través de un comunicado de prensa, la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare) aprobó el pedido y recomendó dar asilo joven gay, que había iniciado el pedido de refugio hace un año. 

FLGBT destacó que en informe, la Comisión reconoce la violencia y el hostigamiento sufridos por el "refugiado", la grave situación que enfrenta el colectivo LGBT en Rusia y la falta de protección por parte del estado ruso de Vladimir Putin.

"La Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans celebra la reciente decisión de la (CONARE) en el caso de un joven ruso gay de 28 años -a quien por privacidad llamaremos Gene", sostiene el parte de prensa. 

"Gene había decidido dejar su país por el constante acoso, la violencia y la discriminación que recibía, y acudió a la FALGBT en busca de ayuda respecto de su situación migratoria. Tras evaluar su caso, la Conare decidió reconocerle la "condición de refugiado" en los términos de la Ley 26.165 y la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados", subrayó.

La entidad remarcó que la Argentina es "pionera en materia de reconocer la discriminación motivada en la orientación sexual o la identidad de género entre los criterios que habilitan el reconocimiento de la condición de refugiado o refugiada, en consonancia con las recomendaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). 

Asimismo, advirtió que en el informe de la Conare se deja en claro que el motivo por el cual Gene debió dejar su país fueron la "violencia, la discriminación y la inseguridad sufridas bajo pretexto de su orientación sexual".

En este marco, el presidente de la FALGBT Esteban Paulón, expresó que es "una gran alegría y tranquilidad saber que la Argentina, coherente con sus políticas de promoción de los derechos del colectivo LGBT hacia el interior de su país y también en ámbitos internacionales, haya decidido otorgar a Gene el estatus de refugiado, que le permite continuar su vida en un país"

"Gene está muy contento y aliviado con la resolución, y ya planea pedir la ciudadanía argentina cuando el plazo de dos años que establece la constitución esté cumplido. Sin dudas, la diferencia entre vivir en una sociedad que persigue a la diversidad sexual y un Estado que es cómplice y vivir en un país cada día más igualitario con un Estado que protege los derechos de todas y todos, es decisiva a la hora de elegir el plan de vida", enfatizó el dirigente.