miércoles, 4 de junio de 2014

Un libro revela homosexualidad de Sally Ride, primera astronauta estadounidense

Sally Ride, la primera astronauta estadounidense, era lesbiana, un aspecto de su vida personal que mantuvo en secreto hasta su muerte en 2012, según un libro que publicó hoy la periodista Lynn Sherr.
La reportera de la cadena ABC fue la que presentó a Ride al mundo en 1978 cuando la física fue elegida por la agencia espacial estadounidense, NASA, como una de las primeras mujeres del país en la instrucción para misiones espaciales.
Ride, nacida en 1951 en La Jolla, California, fue en 1983 la tercera mujer en el espacio, precedida por las soviéticas Valentina Tereshkova (1963) y Svetlana Savitskaja (1982).
En 1982, Ride, quien también fue jugadora profesional de tenis, contrajo matrimonio con el astronauta Steve Hawley, de quien se divorció en 1987. En julio de 2012, Ride murió a los 61 años de un cáncer de páncreas.
La periodista Sherr, quien desde 1978 había sido amiga de Ride, se enteró, tras el fallecimiento, de que la exastronauta había mantenido una relación de pareja con la psicóloga y profesora Tam O'Shaugnessy, vicepresidenta ejecutiva de la firma fundada por Ride.
En su libro "Sally Ride: America's First Woman in Space", que salió hoy a la venta, Sherr señala que, por encima de su desempeño como tenista y su experiencia como astronauta, Ride probablemente se definía a sí misma como científica.
"Fue una combinación extraordinaria de la jugadora de tenis, la audaz y aventurera piloto astronauta y la científica que quería descubrir cosas", dijo Sherr en una entrevista con el portal Space.com.
Para la carrera de Ride como astronauta fue crucial la eclosión del movimiento feminista en la década de 1970, según Sherr, porque fue en parte como respuesta a aquella movilización por lo que la NASA anunció en enero de 1977 que reclutaría mujeres para ir al espacio.
Pero, añadió Sherr, "es una pena que el movimiento por los derechos de los homosexuales, bisexuales y transexuales no haya estado tan avanzado (entonces)".
Ride "podría haberse beneficiado siendo más abierta, pero el hecho es que el movimiento no estaba allí, que nuestra sociedad no había avanzado y esto es en gran medida parte de su historia porque afectó a cómo vivió su vida personal".