martes, 17 de junio de 2014

EEUU. Obama prohibirá la discriminación a los homosexuales en empleos federales








El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmará próximamente un decreto que prohibirá a los contratistas federales despedir o contratar a empleados en base a su orientación sexual o identidad de género, un paso con el que confía en movilizar más votantes demócratas en las elecciones legislativas de noviembre.

El portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, adelantó hoy que Obama ha "ordenado a su gabinete que prepare para su firma una orden ejecutiva que prohíbe a los contratistas federales discriminar" a los trabajadores que sean lesbianas, homosexuales, bisexuales o transgénero (LGBT).

En declaraciones a periodistas, Earnest indicó que aún no hay una fecha prevista para la firma, y subrayó que Obama confía en que esa acción sirva como ejemplo al Congreso para que apruebe una legislación en la misma línea que prohíba la discriminación en todos los empleos del país, y no sólo en los federales.

"El año pasado, el Senado ya aprobó una legislación de ese tipo, y llevamos varios meses alentando a la Cámara de Representantes a aprobar ese proyecto. Por desgracia, este es otro ejemplo de los republicanos bloqueando el progreso en un tipo de asunto que tiene un apoyo muy fuerte en todo el país", afirmó Earnest.

Según varios medios, la Casa Blanca ha optado por la orden ejecutiva ante el estancamiento en el Congreso de la citada legislación, llamada Ley de No Discriminación en el Empleo (ENDA).

Si bien la Casa Blanca no ha proporcionado detalles sobre la orden ejecutiva, el diario Politico aseguró que beneficiará a unos 28 millones de trabajadores y a alrededor de uno de cada cinco empleados LGBT en todo el país.

El anuncio fue muy bienvenido por activistas en defensa de los derechos de los homosexuales, que fueron algunos de los colectivos que apoyaron más activamente la campaña de reelección de Obama en 2012 y que los demócratas consideran clave para conservar el control del Senado en los comicios legislativos de este año.

"Esto envía una señal al 'creciente electorado' que se necesita movilizar para las elecciones legislativas -LGBT, latinos, afroamericanos y jóvenes- de que hay una razón para salir y votar, así que ayuda bastante", dijo a Politico la vicepresidenta ejecutiva del centro progresista Center for American Progress, Winnie Stachelberg.

Obama expresó públicamente su apoyo al matrimonio homosexual en 2012, y desde entonces ha abogado por los derechos de la comunidad LGBT en numerosas ocasiones, incluido ante el Tribunal Supremo, que hace casi un año permitió a las parejas del mismo sexo ya casadas recibir reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.

Además, la administración de Obama puso fin en 2011 a la política dentro de las Fuerzas Armadas que prohibía a los soldados abiertamente homosexuales servir en las fuerzas armadas.

El mandatario volverá a expresar esta semana su apoyo a los derechos de los homosexuales durante un discurso el martes en la gala LGBT anual del Comité Nacional Demócrata (DNC) en Nueva York.

El jueves, el Departamento de Justicia publicará un informe que detalla cómo ha interpretado y aplicado la decisión del Supremo que el año pasado invalidó la definición del matrimonio como la "unión entre un hombre y una mujer".

La acción ejecutiva de Obama, que probablemente tardará unas semanas en estar lista para su firma, es una más de una serie de decretos que el presidente ha decidido suscribir ante la inacción del Congreso en sus prioridades legislativas, como el aumento del salario mínimo o la igualdad de pago a hombres y mujeres.