miércoles, 28 de mayo de 2014

Nadine y Alicia Muscat protagonizan la primera boda homosexual de Gibraltar

Nadine y Alicia Muscat, durante su boda ayer en el Registro.








Las promotoras de la reforma legal son las primeras lesbianas en casarse en el Peñón. La nueva norma permite también uniones civiles entre personas de distinto sexo


Nadine y Alicia Muscat, las dos mujeres que se enfrentaron en los tribunales a la política de vivienda del Gobierno en 2009, se convirtieron ayer en la primera pareja que aprovecha la nueva ley aprobada en el Parlamento el mes pasado sobre el matrimonio homosexual en Gibraltar. 

Para conmemorar este casamiento histórico, la bandera arcoíris ondea en el 6 de Convent Place, la sede del Gobierno del Peñón. La enseña fue confeccionada por el Grupo por la Igualdad de Derechos y representa la diversidad. 

La Ministra de Igualdad, Asuntos Sociales y Tercera Edad, Samantha Sacramento, se confesó "realmente satisfecha de que las personas del mismo sexo tengan por fin la oportunidad de que sus relaciones sean reconocidas por la ley. También resulta muy adecuado que la primera pareja que va a hacer historia al registrar su unión sea la misma pareja que ya lo hizo anteriormente al luchar por su derecho a un alquiler conjunto en un complejo residencial del Gobierno. Afrontar semejante reto como individuos no pudo haber sido tarea fácil, pero fue muy importante que dieran ese paso ya que lograron cambiar la política del Gobierno", explicó. El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, asistió a la boda. 

La legislación que permite a las parejas formalizar su unión civil fue aprobada en el Parlamento a principios de este año. La nueva ley permite que personas del mismo sexo registren oficialmente su relación. Las parejas de diferente sexo también pueden contraer uniones civiles.