miércoles, 12 de marzo de 2014

En Brunei castigarán con muerte por lapidación a homosexuales.





A partir del próximo 1° de abril, se castigará con flagelación y pena de muerte a los homosexuales en el pequeño pero muy rico sultanato de Brunei.
A partir de esa fecha, cuando el sultán Hassanal Bolkiah firme la ley, Brunéi se convertirá en el primer país del sudeste asiático en instaurar la Sharia como sistema penal a nivel nacional. La Sharia es un sistema legal basado en la tradición religiosa del islam.
Actualmente, la sodomía (sexo anal) se castiga con hasta 10 años de prisión en Brunéi, al entrar la nueva ley en vigor, este "crimen" se castigará con pena de muerte por lapidación; el mismo castigo que recibirán los adulteros heterosexuales.
La aplicación de la Sharia también implica castigos como la flagelación para los homosexuales que no hayan "incurrido" en actos sexuales, es decir sólo por el hecho de serlo; el mismo castigo es aplicado a alcohólicos y a las mujeres que aborten.
Brunéi es una monarquía, donde el sultán Bolkiah ejerce también como primer ministro, lo que le da poder absoluto sobre el gobierno y la sociedad. Además el sultán de Brunei es una de las personas más acaudaladas del mundo.
Hasta ahora la Sharia se aplicaba sólo en asuntos familiares y personales, la pena de muerte no se utilizaba desde 1957, pero esto puede cambiar el 1 de abril.