sábado, 8 de marzo de 2014

EE.UU. Rick Warren, contra la ley anti homosexualidad de Uganda


Warren defiende el ideal de matrimonio bíblico entre hombre y mujer, pero ve la ley en Uganda injusta, y se opone a criminalizar y quitar la dignidad a las personas homosexuales.









El pastor Rick Warren condenó enérgicamente los rumores de que él apoyó una polémica ley aprobada en Uganda la semana pasada, que permite que los homosexuales sean encarcelados de por vida.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, firmó el proyecto de ley contra la homosexualidad diciendo: “Ningún estudio ha demostrado que uno pueda ser homosexual por naturaleza. Por eso he aceptado firmar el proyecto de ley.”

Mientras que la homosexualidad ya era ilegal en el país, la ley recientemente aprobada amplía la penalización de las relaciones entre personas del mismo sexo. La homosexualidad reincidente se castiga con cadena perpetua y la promoción de la homosexualidad también está criminalizada.

La nueva ley también obliga a los ciudadanos a informar a la policía de cualquier persona sospechosa de ser homosexual.

El rumor comenzó hace cuatro años, cuando Rachel Maddow de MSNBC "falsamente me acusó de apoyar la ley, sin siquiera molestarse en comprobar conmigo si era cierto," explicó el líder evangélico en su página de Facebook. “Aquel que es simple todo lo cree”, Warren escribió en su página de Facebook, citando Proverbios 14:15.

LA POSTURA DE WARREN

La semana pasada, cuando la controvertida ley se aprobó en Uganda, los rumores surgieron de nuevo, explica Warren. Por ello, ha publicado nuevamente un video que ya había enviado anteriormente a los pastores de Uganda cuando la ley fue propuesta en el 2009. 

En ese video afirma que “si bien no podemos negar o diluir lo que la Palabra de Dios enseña claramente acerca de la sexualidad, al mismo tiempo, la iglesia tiene que estar en pie para proteger la dignidad de todas las personas, como lo hizo Jesús y como mandó a que todos lo hicieran.”

“Jesús reafirmó lo que Moisés escribió, que el matrimonio está destinado a ser entre un hombre y una mujer comprometidos el uno al otro para toda la vida,” dice el pastor, añadiendo que “Jesús también nos enseñó que el mandamiento más grande es el de amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.”

“En primer lugar, la ley es injusta, extrema y anticristiana hacia los homosexuales, requiriendo la pena de muerte (disposición que estaba en el proyecto original), en algunos casos... En segundo lugar, la ley obliga a los pastores a reportar sus conversaciones pastorales con los homosexuales a las autoridades... En tercer lugar, tendría un efecto negativo en su ministerio para los que sufren,” dijo el líder religioso.


“La libertad de tomar decisiones morales es otorgada por Dios. Puesto que Dios nos da esa libertad, debemos protegerla para siempre, incluso cuando no estamos de acuerdo con sus opciones. Toda la vida, sin importar si es humilde o quebrantada, ya sea antes de nacer o morir, es preciosa para Dios,” dijo Warren.