viernes, 14 de febrero de 2014

Presidente de Nigeria promulga penalización del matrimonio, reunión y visibilidad homosexual







14 de enero de 2014
El Presidente de NigeriaGoodluck Jonathan promulgó la ley que establece la prohibición al matrimonio homosexual y a la demostración en público de este tipo de relaciones, con penas de catorce y diez años de prisión, respectivamente. Aunque el sexo homosexual ya estaba penado, incluso siendo legal apedrear a muerte a gays y lesbianas en partes del país, esta ley también penaliza con diez años de reclusión a quienes participen en clubes, reuniones o asociaciones en defensa de los derechos LGBT. La ley ya había sido aprobada por el Senado en noviembre de 2011 y por la Cámara de Representantes en mayo del año pasado, pero todavía no había sido ratificada por el presidente, quien lo hizo el martes 7 de enero, aunque recién se dio a conocer el lunes 13.
Esta ley amenaza la mismísima existencia de personas LGBT y aliados en Nigeria, y establece un peligroso precedente para la persecución y violencia contra minorías en la región.
— Shawn Gaylord (Organización LGBT).
Nigeria contiene una población ciento setenta millones de personas, mayoritariamente de religión musulmana y cristiana y con fuertes ideales conservadores. En conjunto 38 países africanos (más de dos tercios del continente) penalizan la homosexualidad y el matrimonio es solo legal en Sudáfrica.
En 2011, el Primer Ministro del Reino UnidoDavid Cameron, había amenazado con retirar su apoyo en las naciones africanas que aprobasen leyes que limitaran los derechos LGBT. Dirigentes africanos habían calificado la amenaza como una exhibición de poderío colonial y habían expresado que no respetaba su soberanía y cultura. Tras la promulgación, también se expresó John KerrySecretario de Estado de Estados Unidos, quien dijo: “Antes de siquiera prohibir el matrimonio homosexual, esta ley peligrosamente restringe la libertad de reunión y expresión de todos los nigerianos. Es inconsistente con las obligaciones legales internacionales de Nigeria y viola reformas democráticas y protecciones de derechos humanos”.
No creemos que esto sea aceptable. Es un tema en el que queremos actividad, estamos impulsando la actividad. Estamos preparados para poner algo de dinero detrás de lo que creemos.
— David Cameron en 2011.