jueves, 21 de noviembre de 2013

Una veintena de adolescentes transexuales han sido tratados en Aragón desde 2006










Los médicos cada vez están tratando casos de trastorno de identidad de género en edades más tempranas. Primero se realiza apoyo psicológico y los tratamientos hormonales comienzan como norma general a los 18 años.


Desde que en 2006 Aragón reguló la atención a los trastornos de identidad de género, los médicos del sistema aragonés de Salud han tratado a 22 adolescentes transexuales de entre 14 y 18 años. Además, en el último año también se están tratando casos de niños de entre 6 y 9 años con disforia de género, según explica Carmen Sanisidro, psicóloga sexóloga del equipo multidisciplinar del Salud que atiende a transexuales.

La transexualidad en menores no es un fenómeno nuevo. Los expertos aseguran que la identidad de género se adquiere a los 4 años y las primeras manifestaciones de los trastornos de identidad de género pueden darse desde los 2 o 3 años. La situación de los menores transexuales se está haciendo más visible últimamente, coincidiendo con la petición de un grupo de padres de Andalucía para que los centros escolares respeten la identidad de género de sus hijos. Además, hace pocos meses que se ha constituido la Asociación Estatal de Familias de Menores Transexuales (Chrysallis), de la que forman parte dos familias aragonesas.

"Los niños transexuales son aquellos que no se sienten identificados con el sexo biológico con el que han nacido. Esa sensación es persistente en el tiempo y sienten un fuerte deseo de pertenecer al sexo opuesto", explica Carmen Sanisidro, citando la definición de Trastorno de Identidad de Género recogida en la orden del Gobierno de Aragón de 2006.

Esta normativa, similar a la de otras comunidades autónomas, reguló el tratamiento a los pacientes transexuales a partir de los 18 años e incluyó la operación de cambio de sexo en la cartera de servicios del sistema de salud de la Comunidad. Antes de 2006, las personas transexuales debían recurrir a la medicina privada. Además, en 2007 el Congreso de los Diputados aprobó la Ley de Identidad de Género.

Un equipo especializado en Aragón desde 2006

En 2006 se creó en Aragón un equipo multidisciplinar para atender los casos de trastornos de identidad de género, formado por psiquiatras, ginecólogos, endocrinos y urólogos. "Al principio solo tratábamos a adultos, pero después empezaron a venir adolescentes de 13-14 años a la consulta. Y este es el primer año que también tratamos a niños.Cuanto más jóvenes vengan más fácil será el proceso y se evitará el sufrimiento. Hay más casos de los que nos llegan. A las familias, en general, les cuesta mucho asumir que sus hijos son transexuales. Hacemos mucho trabajo psicológico, primero con los padres", explica Carmen Sanisidro, miembro del equipo y experta en transexualidad desde hace 25 años.

Con los niños, adolescentes y sus familias se hace un tratamiento psicológico continuado. En Aragón no hay un protocolo de actuación para los centros escolares. "Es muy importante que estos chicos no sean marginados y se integren de una manera adecuada en su entorno escolar. Normalmente me pongo en contacto con sus tutores en el instituto para ver cómo se puede tratar el tema en su clase. En algunos casos, se les llama por los apellidos para que no se sientan incómodos. Algunos quieren contarlo abiertamente en su aula y otros no", señala Carmen.

Debate sobre los tratamientos hormonales

Oficialmente, hasta los 18 años no se pueden iniciar los tratamientos hormonales previos a la operación de cambio de sexo (aunque en algunos casos sí se administran antes). En Aragón, las operaciones de reasignación de sexo de mujeres a hombres se hacen en el Clínico. Mientras que las de hombre a mujer se derivan al hospital Carlos Haya de Málaga.

La Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis reclama que se regule la atención a los menores y se adelanten los tratamientos hormonales. Las familias piden que se puedan suministrar a partir de los 12 años bloqueadores hormonales, un tratamiento que frena la pubertad. Es algo que ya se hace en otros países de Europa y EE.UU y en España solo en casos puntuales. Es un tema que está siendo debatido entre la comunidad médica.




Carta escrita por una niña transexual