miércoles, 6 de noviembre de 2013

Los transexuales presionan a PSOE e IU para desbloquear la ley andaluza

La presidenta de Ata, Mar Cambrollé, este martes en Sevilla.








Los partidos se reúnen con Salud para intentar frenar las movilizaciones


Las asociaciones de transexuales están dispuestas a poner contra las cuerdas al Gobierno andaluz para que acelere la tramitación de la ley integral de transexualidad, atascada desde que IU la retiró en febrero pasado por las reticencias mostradas, sobre todo, por parte de la Consejería de Salud. Las asociaciones de transexuales que han impulsado el texto acusan a los dos socios de Gobierno (PSOE e IU) de incumplir su compromiso de registrar el proyecto de ley durante el actual periodo de sesiones, por lo que varios representantes de este colectivo han anunciado que el jueves iniciarán una huelga de hambre.
“Si sigue así, este gobierno pasará a la historia por ser un gobierno contradictorio. Si fuera un gobierno de derecha parecería normal. Lo incomprensible es que un gobierno de izquierda se oponga a respetar los derechos de los transexuales”, ha afirmado este martes Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (Ata) y una de las activistas dispuestas a iniciar mañana la huelga.
Cambrollé acusa a los socios de coalición de “falta de voluntad política” para sacar adelante una norma que, asegura, “no tiene coste alguno”. El articulado que están negociando PSOE e IU no contempla tampoco, según la presidenta de Ata, “ningún privilegio” para las personas transexuales, sino acabar con la discriminación que sufre ahora este colectivo. “Todos los ciudadanos tienen los derechos que estamos pidiendo”, señala Cambrollé.
Ante la amenaza de movilización, los dos socios del gobierno se han comprometido a apurar las horas para intentar llegar a un acuerdo que evite la huelga. Los grupos coinciden en que el cambio de Gobierno ha frenado dos meses las negociaciones. Pero PSOE e IU aseguran también que los “escollos” que llevaron a retirar la ley, que había ya recibido el visto bueno de la Mesa del Parlamento (el paso previo para ser remitida al Consejo de Gobierno) están prácticamente salvados.
Las trabas surgieron con unos artículos sobre menores de edad, en los que PSOE e IU aseguran que ya se ha llegado a un acuerdo. Quedan pendientes las dudas referidas a la atención sanitaria, cuya discusión se ha ralentizado por el cambio de titular en la Consejería de Salud con la salida de María Jesús Montero y la llegada de María José Sánchez Rubio. Las últimas trabas en el articulado se revisarán en una reunión que mantendrán este miércoles las parlamentarias Soledad Pérez (PSOE) y Alba Doblas (IU), el viceconsejero de Salud, Aquilino Alonso y las asociaciones de transexuales, que fueron invitadas al encuentro a última hora de ayer después de que hubieran hecho pública su decisión de iniciar una huelga de hambre.
Las portavoces de PSOE e IU en la negociación confían en que la reunión permita cumplir con el calendario y la ley pueda presentarse antes del 20 de diciembre, cuando termina el actual periodo de sesiones. “No hay que tener agobios en los plazos. La ley está avanzadísima y el objetivo es registrarla lo más pronto posible, pero tenemos que hacer una ley invulnerable, irrecurrible”, señala Pérez. La diputada socialista asegura que los flecos que quedan son solo “matices de redacción jurídica”.
Alba Doblas, que fue la encargada de registrar en el Parlamento el texto de la norma en octubre de 2012, coincide en que todo está encarrilado para que la nueva ley se presente antes de que acabe el año. Y, asegura, será un texto “mejor elaborado” que el anterior. “Está redondo, hemos tocado temas que en el anterior solo estaban perfilados”, advierte Doblas, que aunque ha trabajado para disipar las reticencias que mostró el Gobierno sobre el anterior proyecto, asegura que ella y su grupo nunca han tenido “dudas” sobre el texto. “IU no ha puesto trabas a esta ley. Es nuestra ley. Nosotros la presentamos, la retiramos porque surgieron dudas en el Gobierno y la vamos a desbloquear”.