domingo, 13 de octubre de 2013

Un joven es brutalmente agredido en Canadá porque su atacante creía que era gay









La víctima, Kerry Tyler Street, de 25 años y heterosexual, estaba patinando cuando un hombre le dio un puñetazo en la cara, rompiéndole varios dientes, a la vez que le llamaba "maricón".

12/10/2013 - Ángel Ramos | Kerry Tyler Street fue atacado el pasado miércoles en la localidad canadiense de Surrey, alrededor de las tres de la tarde, mientras patinaba con su monopatín. Según Street, fue golpeado y pateado en la cara, mientras el atacante le insultaba, llamándole "maricón". "Pensó que podrían gustarme los chicos, pensó que era razón suficiente para dejarme sangrado en medio de la calle", comentó.
La víctima aseguró dijo que el atacante se apartó solo cuando un grupo de extranjeros fueron en ayuda del joven. "No entiendo lo que puede llevar a alguien a hacer algo así", afirmó Street. "Nunca me había cruzado antes con este hombre en toda mi vida, yo no sabía quién era, él no me conoce. No trató de robarme el dinero, ni de romper mi monopatín, ni de robármelo. Tampoco me robó la mochila. No, a él no le gustaba mi cara, por lo que la tomó con ella".
Street tendrá ahora que someterse a una cirugía para reemplazar los cuatro dientes que el agresor le rompió ​​en el ataque, lo que le costará aproximadamente 1.500 euros por cada diente. "Es dinero que no tengo, pero mi familia está ayudando con eso, gracias a Dios."
Después de ser dado de alta del hospital el miércoles por la noche, el joven de 25 años subió a Youtube un vídeo para hablar de su terrible experiencia. "Lo siento por ese hombre, de verdad, porque si esa es la forma en que trata a la gente y eso es de lo que obtiene placer, él nunca sabrá lo que es el verdadero amor, nunca sabrá lo que es la verdadera felicidad. Él nunca va a llegar a experimentar las cosas que damos por sentado. Así que me da pena ese hombre, no lo odio. No es culpa suya si no conoce nada mejor, pero no es excusa para lo que hizo", dijo Street.



La autoridades de Surrey han anunciado que se encuentran revisando varias grabaciones de la zona en la búsqueda del agresor. Según fuentes policiales, buscan a un hombre blanco de cerca de 30 años, de aproximadamente 1'80 metros y alrededor de 90 kilos.
Street afirma que esta es la segunda vez que le dan una paliza por "ser gay, y el problema es que, bueno, yo no soy gay". Dijo que hace un par de años fue también atacado por tres hombres porque no les gustaba su color de pelo azul. Los atacantes, que estaban equipados con un machete y una palanca, aunque finalmente no las usaron, dejaron a Street con la nariz y varias costillas rotas. "Ellos me sujetaron y pretendían tener relaciones sexuales conmigo mientras yo estaba sangrando", recuerda el joven.