domingo, 13 de octubre de 2013

Matlovich, valiente militante homosexual que consiguió la máxima condecoración en el ejército de EE UU









Soldado condecorado con el Corazón Púrpura, la máxima medalla concedida en el ejército de Estados Unidos, siendo uno de los primeros activistas a favor de la causa homosexual. Luchó para que no se le excluyera del ejército por su sexualidad y fue una de las primeras víctimas del sida.

13/10/2013 - José Luis Villalobos | Leonard Matlovich, estadounidense nacido en 1943, fue educado por sus padres dentro de la férrea doctrina católica y en el odio al hombre negro. Él mismo afirmó que eso le hizo ser, en los primeros años de su vida, racista. Se alistó desde muy temprana edad en el ejército, sirviendo como Sargento Mayor en el ejército del aire.
Enviado a Vietnam en pleno conflicto armado entre el ejército de Estados Unidos y las milicias comunistas de Vietnam del Norte, allí sirvió distinguidamente durante los años finales de los 60 hasta que terminó herido gravemente tras pisar una mina terrestre.
Fue condecorado por su valiente servicio militar con el Corazón Púrpura y la Estrella de Bronce. Por ello, a pesar de la derrota en Vietnam, continuó en el servicio activo. Estuvo en distintas bases hasta que, a principios de los años 70, fue enviado a Fort Walton Beach, en Florida. Allí comenzó a recorrer en secreto los bares gays de Pensacola; lo que le hizo ser consciente de su verdadera sexualidad.
Además, también le ayudó a combatir contra su propio racismo, pues entendió que la discriminación que sufría la comunidad gay era similar a la sufrida por los afroamericanos. Este racismo en que había sido educado durante su infancia le había ocasionado numerosos incidentes en su carrera militar, y ahora se sentía arrepentido.
Así pues, despertó en él la defensa activa de la causa LGTB, hasta tal punto que en 1975, ya destinado en otra base aérea, declaró abiertamente su homosexualidad a sus superiores. Fue portada de la prestigiosa y conocida revista Time y en un artículo de The New York Times. Un gesto impensable para un militar gay, pero sobre todo un desafío a la firme y machista doctrina militar estadounidense.
Apenas seis meses después de este gesto fue licenciado del ejército, aunque por su abnegada carrera militar se le ofreció la posibilidad de volver si se comprometía a no mantener relaciones homosexuales. Matlovich se negó a aceptar este chantaje y humillación, y dio inició acciones legales, ganando varias instancias, hasta que definitivamente, en 1980, se le abonó una pensión militar de 160.000 dólares.


Fue en estos años de conflictos jurídicos cuando su homosexualidad se hizo notoria. Se le excomulgó de la Iglesia y recibió un fuerte rechazo social. Ya en la década de los 80, se trasladó a vivir a San Francisco, donde fue uno de los activistas gays más comprometidos junto con Harvey Milk, llegando a participar también en política. Fue aquí donde enfermó de sida, afección que se hizo pública en 1987 en un programa televisivo de la NBC.
Tan sólo un año después, con 44 años, Matlovich moría a consecuencia de esta enfermedad. Por su servicio a la nación, su coraje y su valentía, fue enterrado en el Cementerio del Congreso, en Washington. En su tumba puede leerse el siguiente epitafio: "Cuando estuve en el ejército, me dieron una medalla por matar a dos hombres, y me expulsaron por amar a uno".
Por su valentía, no en el campo de batalla, sino a favor de la causa homosexual, Leonard Matlovich es uno de los iconos más importantes del movimiento gay en Estados Unidos.